viernes, 20 julio, 2018
Home / OPINION / CONGRESO DE UTILERÍA

CONGRESO DE UTILERÍA

¿Cómo es posible que el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, permita que se pisotee la democracia, los derechos humanos y las garantías individuales en el municipio de Cárdenas? ¿Dónde está José Antonio de la Vega, presidente del Congreso del Estado, que se hace de la vista gorda de los atropellos y arbitrariedades que se cometen en el segundo municipio más importante de Tabasco? ¿Qué espera para declarar la desaparición de poderes?

A la salida del cacique Rafael Acosta León para buscar la reelección, se desató el cochinero. Impuso como interino a su esbirro secretario del Ayuntamiento, Sixto Cuevas Castro, cuando le correspondía al primer regidor suplente, Eduardo Fuentes Naranjo. Éste promovió un juicio en el Tribunal Electoral de Tabasco y lo ganó, por lo que fue reinstalado como alcalde. Y ahora, el martes 20, los regidores al servicio de Acosta León rompieron salvajemente las cerraduras del Palacio Municipal e impusieron ilegalmente a la síndico de Hacienda, Gabriela Javier Pérez.

Obviamente, el autor intelectual de todos los desórdenes tiene nombre y apellido. Rafael Acosta León, que al parecer es protegido por el Gobierno del Estado, el Congreso, la Fiscalía General del Estado y todas las instancias correspondientes. Acosta León teme que la opinión pública conozca las irregularidades que cometió como alcalde. ¿Dónde quedaron los 50 millones de pesos que pidió prestados supuestamente para combatir la inseguridad en el municipio? Rafael Acosta tiene muchas cuentas pendientes con la justicia y la contraloría.

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla