lunes, 20 agosto, 2018
Home / OPINION / Cuestiones de Justicia

Cuestiones de Justicia

 

Juan José López Magaña

Desde el 1 de julio, cuando la mayoría de los mexicanos decidimos que era necesario un cambio de rumbo en muchos aspectos de la vida política de nuestro país, nos dimos cuenta que un sector de esta clase política entendió el mensaje social, la salida a reconocer el triunfo de los partidos y las muestras de reconocimiento de los sectores empresariales y sociales a la voluntad popular, parecían, como fue planteado desde un principio, allanar el camino hacia una transición pacífica, sin embargo, bastaron unas semanas, y el anuncio del Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador de las medidas de austeridad republicana, para que en medio de una serie de elogios por su triunfo, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Luis María Aguilar Morales, fijara su postura en torno a un tema de mucha importancia no sólo para el Gobierno que encabezará AMLO sino para todos los mexicanos, el de la remuneración de los servidores públicos, incluidos, los Ministros de la Corte, así en un mensaje que no deja lugar a dudas, Aguilar Morales señaló: Tener remuneraciones y condiciones de retiro razonables y dignas, que les permitan tener la humana tranquilidad para reflexionar sus análisis y decisiones sin presiones ni internas ni externas que doblen la vara de la justicia”, nadie duda de que las palabras del ministro Aguilar Morales pudieran tener algo de razón, si consideramos la importancia de la corte en la vida democrática del país, incluso el legislador permanente, estableció en el Art. 94 Constitucional el principio de irreductibilidad, que no es otra cosa más que “el derecho de los ministros a la intocabilidad de sus salarios”, este  principio fue invocado como sentencia por la corte en febrero de 2017, cuando el colectivo “Somos Más” había solicitado a los ministros de la corte que se bajaran el sueldo que como medida de austeridad ante la crisis del país, y la respuesta fue contundente, pues a través de Rafael Coello Cetina, secretario general de Acuerdos de la Corte, sentenció Tanto la SCJN como cualquier órgano constituido del Estado Mexicano se encuentran constitucionalmente imposibilitados para reducir las referidas remuneraciones”.

Ahora bien, creo que los ministros de la Corte, consideran, que al ser un poder del estado, que no está sometido a la voluntad del pueblo reflejado en las urnas, como sí lo están el Ejecutivo y el Legislativo, pueden ser ajenos a la voluntad popular, y están leyendo mal el debate, porque no es un tema legal, no se trata de una lucha estéril entre el Ejecutivo y el Judicial, no es ni mucho menos, un tema que AMLO éste impulsando caprichosamente, se trata más bien, de justicia social e igualdad, temas que dieron en las urnas, más del 50% de la votación a Morena, de ahí que sea el partido mayoritario en ambas cámaras y en la mayoría de las legislaturas de los estados,  luego entonces, la oposición de los ministros a través de su Presidente, no es en contra del Presidente electo y su propuesta, es en contra de la voluntad del pueblo que está cansado de tener funcionarios con salarios exorbitantes, es la voluntad de un pueblo que quiere invertir en sus tres principales problemas: Salud, Educación y Justicia Social, pero ellos no lo entienden así, sólo piensan en que para ellos es necesario contar con un retiro digno, pero fueron ellos los que aprobaron la constitucionalidad de las reformas que condenaron a miles de mexicanos a pensiones de miseria, fueron ellos los que dieron el visto bueno, constitucionalmente a las afores para que explotaran los ahorros de los trabajadores y las operadoras se hicieran millonarias, ¿por qué esa visión de seguridad para el retiro sólo aplica para ellos? Están leyendo mal el debate, no es una lucha de poderes y tampoco se trata de que se debilite el Poder Judicial, nadie está pensando en el sometimiento de éste al Ejecutivo, el mensaje que envían al supeditar la impartición de justicia a sus altos salarios va en contrasentido a la postura asumida por la clase política, los empresarios y la sociedad en general, de luchar contra la corrupción, ahora sí, por el bien de todos y la salud política del país espero que reflexionen, y que entiendan que los tiempos han cambiado, y que en el México actual, ya no hay lugar para vacas sagradas e intocables.

Hasta el próximo comentario, no olviden seguirnos en twitter como @juanjoselopezm y en Facebook como @lopezmaganaelecciones.

 

 

 

 

 

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla