jueves, 26 abril, 2018
Home / GOBIERNO / Delitos electrónicos en la impunidad
Cinco de cada 10 tabasqueños son víctimas de fraudes cibernéticos, a la fecha, no existe una sola sentencia condenatoria.

Delitos electrónicos en la impunidad

Por Flor García Morales
@FlorGarciaMora1

Cinco de cada diez tabasqueños que navegan en Internet, han sido víctimas de fraude cibernético, pero ninguno de esos casos ha sido castigado, ya que la impunidad es una constante es estos delitos.

Navegar por Internet representa un riesgo semejante a caminar por la calle sin prevención, ya que se está expuesto a caer en las redes de delincuentes que pueden operar incluso desde fuera del país. En Tabasco, datos de la Unidad de Investigación de Delitos Cibernéticos (UIDI) de la Fiscalía General del Estado (FGE), indican que de marzo de 2017 a la fecha, se han detectado alrededor de 63 páginas de venta; al menos tres por cada municipio, mientras que en Villahermosa existen unas 15 dedicadas principalmente a venta de ropa, calzado, telefonía celular e incluso vehículos. El resto son operadas desde otra parte de la república o fuera del país.

En el mismo periodo se han reportado 380 ciberdelitos, de los cuales en la mayoría de los casos se trata de fraudes, seguido por difamación y violación a la intimidad y se han dado de baja, entre grupos en redes sociales y dominios, 800 páginas que incurrían en alguna falta.

A la fecha, en Tabasco no existe una sola sentencia condenatoria dictada por una investigación de algún delito informático, por lo que la eficacia de la Fiscalía en la investigación y persecución de estos delitos es cuestionada.

Al respecto el abogado con especialidad en Derecho Penal, Diplomado en Inteligencia Policial y exsubdirector de Inteligencia de la Fiscalía General del Estado de Tabasco, Andrés Andrade Téllez, señaló que el problema para prevenir y perseguir los delitos informáticos comienza por la falta de comprensión de lo que verdaderamente son los delitos informáticos, y es lo que produce la impunidad que prevalece en cuanto a la procuración de justicia respecto de este tipo de delitos.

“Por un lado, existe la creencia que son todos aquellos delitos cometidos utilizando tecnologías de la información y comunicación; y por otro, que son aquellos en los que los bienes afectados son de naturaleza digital o virtual”. Para el especialista, la razón principal por la que en el estado estos delitos quedan sin castigo es por no contar con las leyes adecuadas.

“Recordemos que otros delitos como el fraude, el robo, extorsión, secuestro, falsificación, malversación de bienes públicos y muchos otros, pueden ser cometidos utilizando computadoras, redes y tecnologías diversas, como instrumentos o medios de comisión de estos delitos; pues con el desarrollo de la tecnología, los índices delictivos a través de medios informáticos se han vuelto más frecuentes y sofisticados”, subrayó Andrade Téllez.

Para el especialista, la UIDI, es una unidad especializada en delitos informáticos que coadyuvan con el Ministerio Público, enfocada en lanzar campañas como la educación de las familias en uso de tecnologías de la información y redes sociales, así como sobre riesgos del ciberbullying, grooming, ciberviolencia, robo de identidad y sexting.

Cabe señalar que el ciberbullying, el grooming, el sexting y el robo de identidad, son conductas que no están tipificadas como delitos; y la violencia, de cualquier tipo, es un calificativo y agravante para diversos delitos, pero no un delito por sí misma.

“Si bien es de reconocerse el esfuerzo de la UIDI de la Fiscalía para generar conciencia social sobre los riesgos de estas prácticas y conductas que la ley no considera delitos, pero la función de la Fiscalía es la investigación y persecución de delitos, por lo que no está rindiendo ningún resultado en la disminución de la impunidad en la comisión de delitos informáticos y delitos cometidos a través de medios informáticos”, agregó Andrade Téllez.

 

Facebook, incontrolable

La titular de la UIDI, Ofelia Sánchez Frías, señaló que con la finalidad de combatir estos delitos, diariamente se realiza un ciberpatrullaje, donde buscan páginas, comentarios, usuarios que vendan productos para detectar cualquier anomalía.

“El problema es que si damos de baja mil páginas, principalmente de Facebook que es donde se dan mucha compra – venta, crean otras y los usuarios migran a las nuevas, pero tenemos también la situación que muchos de los fraudes que se cometen no son en páginas de Tabasco, sino de otros estados”, señaló la directora de la UIDI.

Comentó que se dio de baja una página en la cual se anunciaban supuestas subastas de conocidas empresas y muchos usuarios cayeron al depositarles hasta cien mil pesos.

Miguel Ángel Balbuena Vázquez, suboficial de la Policía Federal, señaló que a nivel nacional sí han realizado detenciones, pero reconoció que es una lucha que lo mejor es prevenir.

No obstante los especialistas coincidieron en que lo mejor es evitar comprar en páginas que no conocen, en caso de hacerlo tomar medidas de seguridad como citar al vendedor en lugar público, nunca acudir sólo(a) y en caso de fuertes sumas, nunca hacer depósitos. En caso de tener dudas pueden solicitar asesoría en www.fiscalía.org.mx.

 

Arrastra deuda por estafa

“Uno confía en que eso no te va a ocurrir a ti, que puedes comprar en Internet y no te van a estafar, aunque en el fondo sabes que lo mejor sería ir personalmente y realizar la compra”.

Miguel Ángel Martínez es administrador de una clínica de belleza y en 2016 quiso adquirir un nuevo aparato, cuyo precio era una excelente oferta: 50 mil pesos.

“Vi la oferta en Facebook, investigué y me dijeron que se trataba de una buena empresa, según yo me aseguré de su ubicación en la Ciudad de México y me puse en contacto con uno de sus vendedores”.

“Me explicó y dijo que lo primero era hacer el depósito y en dos días me llegaría el aparato, pero no llegó, me comuniqué con el vendedor, se disculpó y dijo que se había extraviado el producto, pero ellos me lo devolverían… una semana después ya ni siquiera me quería responder”.

Lo siguiente que Miguel Ángel hizo fue acudir a la Profeco, donde le sugirieron buscar a un abogado para interponer una denuncia.

“Fuimos a presentar la demanda, perdí mas dinero y tiempo y ni siquiera pudimos proceder legalmente, sólo gasté más y no recuperé el dinero. Para realizar esa compra tuve que pedir un préstamo al banco y aun tengo esa deuda. Supe que yo no fui el único defraudado, la empresa se deslindó de esta persona”, finalizó.

 

 

Ventas por internet, opción para sortear la crisis

En los últimos dos años las ventas por internet han mostrado un incremento de al menos 30 por ciento, así lo considera una de sus usuarias y especialista en mercadotecnia, Deysi Martínez.

Ella inició con su negocio hace un año, tras descubrir una de las ventajas de este tipo de empresas: “eres dueña de tu tiempo”.

“Las ventas por internet están enfocadas a personas que trabajan y no tienen tiempo de ir a comprar personalmente, con el riesgo de que debes pagar realizando depósitos y haciendo pago con tarjeta o PayPal”, comentó.

Ella vende ropa y accesorios a personas de los 17 municipios, pero ganar la confianza de sus clientes le ha costado un gran esfuerzo. “Conocemos los riesgos, por eso a mis clientes siempre les recomiendo que antes de realizar una compra verifiquen que tengan varios comentarios positivos, revisar que el número de tarjeta esté vinculado con el nombre del negocio o dueño de la empresa para que en caso de estafa se pueda demandar y rastrear con ayuda de las autoridades”.

En cuanto a la calidad del producto, recomendó comparar precios, teniendo en cuenta una media de los costos, porque entre más bajo los precios es más riesgo.