miércoles, 23 enero, 2019
Home / GOBIERNO / Despilfarran millones; bajaría gasto sin delegaciones federales

Despilfarran millones; bajaría gasto sin delegaciones federales

Por Flor García Morales
@FlorGarciaMora1

Desaparecer las delegaciones federales y con ello ahorrar recursos que serían destinados a programas sociales, es una de los cambios planteados desde campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anunció una reestructura total del aparato burocrático federal, que implicaría la creación de 32 coordinaciones, el traslado paulatino de las secretarías de Estado a diversas ciudades del país, así como la eliminación de las áreas de comunicación social.

Todo ello, para ahorrar millones de pesos por concepto de rentas, energía eléctrica, agua, papelería, combustible, entre muchos otros gastos que generan cada una de las delegaciones, como se ha manejado con anterioridad.

Tan sólo en Tabasco existen 54 delegaciones federales, de las cuales, al menos la mitad de ellas pagan renta, como es el caso de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecom), cuyo edificio se encuentra ubicado en la calle Vicente Guerrero 304, en la colonia Centro y se le renta a Jorge Adalberto Pérez Saldaña, pagando mensualmente 108 mil 351 y 55 centavos; mientras que en lo que se refiere a los gastos mensuales de dicha delegación por el servicio de energía eléctrica, es un promedio de 10 mil 800 pesos aproximadamente.

Para muestra, Sagarpa

Con información obtenida vía transparencia, la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), informó que ocupa en Tabasco 16 inmuebles, de los cuales cuatro son arrendados.

El monto total por arrendamiento de estos inmuebles es de 27 mil 116 pesos; en tanto que los gastos mensuales de esta delegación varían según las necesidades y consumos realizados, por lo que tan sólo en su presupuesto de 2017 gastó en materiales de oficina 20 mil 800 pesos; materiales y útiles consumibles para el procesamiento de equipo y bienes informáticos, por 21 mil 119 pesos; en material de limpieza sus gastos fueron por 8 mil pesos; en productos alimenticios para el personal en las instalaciones de las dependencias y entidades los gastos fueron por 11 mil 581 pesos.

A los gastos de la Sagarpa se suman los de combustibles, lubricantes y aditivos para vehículos terrestres, aéreos, marítimos, lacustres y fluviales destinados a servicios administrativos fue por 600 mil pesos; por concepto de prendas de protección personal 60 mil pesos; en servicio de energía eléctrica, 698 mil pesos; servicio de agua, 63 mil pesos; servicio telefónico convencional, 176 mil 078 pesos; en servicio de telefonía celular se pagó 7 mil 500 pesos; por concepto de servicio postal, 14 mil pesos; por arrendamiento de edificios y locales 108 mil 464; arrendamiento de equipo y bienes informáticos, 288 mil pesos; de arrendamiento de vehículos terrestres, aéreos, marítimos, lacustres y fluviales para servicios administrativos se pagó 86 mil 806 pesos; por servicios para capacitación a servidores públicos el monto fue de 50 mil pesos.

En esta misma dependencia federal se pagó por concepto de información en medios masivos derivada de la operación y administración de las dependencias y entidades, 14 mil 400 pesos; de servicios de vigilancia el gasto fue por 316 mil 195 pesos; de servicios integrales, 1 millón 600 mil 1 pesos; por pasajes aéreos nacionales para servidores públicos de mando en el desempeño de comisiones y funciones oficiales fue 78 mil 446 pesos; por pasajes terrestres nacionales para labores en campo y de supervisión, la federación pagó 829 mil 808 pesos; viáticos nacionales para servidores públicos en el desempeño de funciones oficiales, le costó 36 mil pesos.

En suma, tan sólo el año pasado, los gastos de la delegación en Tabasco de la Sagarpa, fue de 5 millones 88 mil 198 pesos.

INAH y Conagua

Por la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), cuyas oficinas se encuentran en la calle Plutarco Elías Calles número 401, en la colonia Jesús García, se paga de renta mensual 36 mil 289 pesos. Se trata de un inmueble arrendado a la persona física C. Aurora María Canabal Castañares.

Las oficinas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con dirección local en Paseo Tabasco, número 907, en la colonia Jesús García, el monto de la renta es de 1 millón 19 mil 191 pesos 90 centavos.

Mientras que por concepto de limpieza en los inmuebles de la dirección de Tabasco es de 173 mil 130 pesos; y el gasto de papelería anual es de 205 mil 584 pesos y 75 centavos.

Derechos Humanos

En cuanto a la delegación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en su erogación por concepto de arrendamiento de inmuebles, su oficina foránea en Villahermosa de septiembre a noviembre del 2017 se pagó en cada uno de esos meses, 27 mil 480 pesos y 40 centavos; en los meses de diciembre de ese año y marzo de 2018 el monto a pagar fue de 54 mil 960 pesos y 80 centavos; por los meses que van de abril a agosto, la renta fue de 27 mil 480 pesos y 40 centavos.

Es decir, entre septiembre de 2017 y agosto de 2018, la delegación de la CNDH en Tabasco le costó a la federación, tan sólo por concepto de renta, 329 mil 767 pesos y 60 centavos.

En tanto que, por concepto de combustibles, lubricantes y aditivos para vehículos terrestres, aéreos, marítimos, lacustres y fluviales destinados a servicios, su gasto fue por 154 mil 800 pesos y 56 centavos. Además de otros gastos como papelería, servicio de energía eléctrica, entre otros.

Aunque cuando algunas de estas cuentan con edificio propio, como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que se encuentra Sindicato de salubridad N. 102 en la colonia Adolfo López Mateos, sus gastos por concepto en papelería en lo que corresponde de enero a agosto del 2018, han sido de 61 mil 635 pesos y 93 centavos.

Por servicio de limpieza se erogaron 1 millón 349 mil 809 pesos y 64 centavos, correspondiente de enero a agosto de 2018.

Esto sólo por dar algunos ejemplos de los millonarios gastos que representan para el Estado que, a decir de muchos, estas han sido durante muchos años utilizadas para colocar a los amigos de los altos mandos o políticos en decadencia.

 

“Superdelegados”, una amenaza para gobernadores

A raíz de la desaparición de las delegaciones federales en los 32 estados de la república, para garantizar que los programas sociales efectivamente lleguen a los ciudadanos, surgieron inconformidades, ya que algunos mandatarios estatales señalaron que la figura de los superdelegados, les resta autoridad a los gobernadores de cada entidad federativa.

A pesar de esta polémica, el Congreso aprobó la creación de esta nueva figura, la cual funge como enlace entre las secretarías de Estado y los gobiernos estatales y tienen a su cargo la coordinación e implementación de planes, programas y acciones para el desarrollo integral, funciones de atención ciudadana, la supervisión de los servicios y los programas a cargo de las secretarías, las dependencias y entidades.

En su momento el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó que con ello se busca una simplificación administrativa y conservar solo las delegaciones que sean necesarias, ya que, hasta la administración de Enrique Peña Nieto, existían 2 mil 300 delegaciones, subdelegaciones y oficinas de representación de diversas dependencias.

Unos de los acuerdos tomados por López Obrador con los gobernadores es que los delegados especiales no tienen injerencia en materia de seguridad.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, explicó que los delegados federales en los estados forman parte de la estructura de la Secretaría del Bienestar, y apoyarán para que los recursos de los programas sociales lleguen a los beneficiarios.

Todavía el pasado 28 de diciembre el coordinador de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, Tonatiuh Bravo, explicó que su bancada presentó una acción de inconstitucionalidad contra la imposición de delegados federales en los estados y los acusó de “utilizar los padrones de los programas sociales con fines políticos”.

Esta acción de inconstitucionalidad se fundamenta en la presunción de que hay preceptos constitucionales y preceptos consagrados en tratados internacionales que consideran están siendo violentados.