miércoles, 18 julio, 2018
Home / CHIAPAS / Desplazados… y olvidados
Pese a que ya fallecieron más de diez personas, la situación de los indígenas tzotziles desplazados sigue empeorando.

Desplazados… y olvidados

Redacción

 

Son en total unas 290 familias; más de mil hombres, mujeres, niños y ancianos que desde noviembre de 2017 fueron echados de sus hogares en el municipio de Chalchihuitán, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y cuya situación parece no importar a los gobiernos municipal, estatal y federal.

 

Dando voz a los indígenas tzotziles desplazados, el padre Marcelo Pérez, párroco de Simojovel, dijo que las autoridades los han abandonado a su suerte, lo mismo que las organizaciones públicas y civiles, pues han empezado a resentir la precaria situación.

 

El párroco asegura que la ayuda humanitaria ha dejado de fluir y tampoco hay las condiciones para que regresen a sus tierras y hogares, en el municipio de Chalchihuitán.

 

Cabe recordar que a fines de diciembre, 11 personas -principalmente menores de edad y adultos mayores- perdieron la vida por diversas causas; desde las condiciones climáticas que ocasionaron daños en vías respiratorias, hasta las víctimas por armas de fuego, en la franja de disputa.

 

Aunque la mayoría volvió a sus comunidades en enero de este año, muchos de ellos sólo lograron llegar a alquilar viviendas, porque sus hogares colindan con Chenalhó, la zona de donde provienen los grupos armados que exigen la devolución de las tierras.

 

A decir del sacerdote, el resto de los desplazados desean regresar a sus comunidades, pero no hay condiciones para hacerlo, ya que los siguen acosando los grupos civiles armados de Chenalhó mismos que desde noviembre pasado los obligaron a abandonar sus hogares y tierras.

 

 

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla