lunes, 24 septiembre, 2018
Home / NACIONAL / Dolor, llanto e impotencia por Andrés
En el panteón central del Poblado C-20 quedaron los restos mortales de esta inocente criatura.

Dolor, llanto e impotencia por Andrés

Cárdenas, Tabasco

Dolor, llanto e impotencia, fueron los ingredientes que se apoderaron en los corazones de cientos de habitantes del Poblado C-20, C-17 y comunidades cercanas que acudieron ayer al sepelio del menor de dos años de edad Andrés Antonio “N”, asesinado el pasado sábado por tres sujetos.

Desde las cuatro de la tarde, el cortejo fúnebre partió desde el domicilio del pequeño, hacia el panteón central del C-20, en donde quedaron los restos mortales de esta criatura que tuvo la mala fortuna de toparse con un trío de chacales.

Caras tristes y miradas cabizbajas, se reflejaban en las expresiones corporales de los amigos y familiares de la víctima, “esto no tiene nombre, que se pudran en la cárcel los responsables, son unos chacales”, sentenciaban los asistentes al funeral.

Este crimen no debe quedar impune, sentenciaban los asistentes en el panteón.