martes, 11 diciembre, 2018
Home / OPINION / El legislativo en la Cuarta Transformación

El legislativo en la Cuarta Transformación

 

Por Juan José López Magaña

El debate político de los últimos días del periodo de transición no puede ser mejor, tanto la Cámara de Senadores como la de Diputados del Congreso de la Unión han puesto el dedo en la llaga, como bien lo subrayaría Porfirio Muñoz Ledo en sus apuntes sobre la cancelación del ciclo neoliberal, nuestro país requiere tres cosas importantes: 1. La reaparición del Estado en la regulación de los procesos económicos, 2. El fin del saqueo de los recursos naturales y su entrega al extranjero, y 3. Le elevación consistente de los salarios en un corto plazo, no es menester mencionar que coincido plenamente, ya en esta columna lo hemos señalado con anterioridad, se necesita en pocas palabras, un Estado sólido y con fuerza legal, ante ello, la Cámara de Senadores es la que está tomando la delantera abriendo los frentes legislativos necesarios para comenzar a replantearnos el papel del Estado en esta nueva era de gobierno, “sin la regeneración del poder legislativo, es imposible la Cuarta Transformaciónapuntaría finalmente Muñoz Ledo.

Así pues la Cámara de Senadores ya está avanzando en estos temas de reorientación del papel del Estado, como primer ejemplo tenemos la iniciativa que busca poner fin a los abusos de las instituciones bancarias sobre los usuarios de los servicios financieros, la propuesta de reforma ataca el corazón de los bancos, las comisiones, aunque luego del anuncio y la actividad de la bolsa a la baja se dijo que no se explorará esa posibilidad por los próximos tres años, se abrió la puerta para que exista una verdadera regulación por parte de las autoridades a partir de la nueva administración, ya se puso sobre aviso a los banqueros y comenzarán cabildeos, aunque la Ley del Banco de México ya contempla esta facultad para el Banxico en su art. 26 al señalar expresamente que “El Banco de México regulará las comisiones y tasas de interés, activas y pasivas, así como cualquier otro concepto de cobro de las operaciones celebradas por las entidades financieras con clientes” esta disposición es simplemente letra muerta, ya que los bancos hacen lo que quieren con quienes tenemos la necesidad de usar sus servicios, aquí hemos apuntado con anterioridad, que la cadena productiva del Estado mexicano está secuestrada por los intereses extranjeros, los bancos en su mayoría, no están en manos de mexicanos, y por si fuera poco, el Estado está debilitado y atado de pies y manos, ya que, quienes deben cumplir la función regulatoria del Estado, obedecen a los intereses de los mismos banqueros a los que deben regular, y ahí se pierde todo, la ASF encontró en la revisión de 2017, que las regulaciones emitidas por el Banco de México “no se relacionan con la tasa de interés ni con la variables que las determinan” es decir, la ley es un adorno y la facultad regulatoria solo está en un papel, porque no se ejecuta, de ahí que doliera mucho el solo anuncio de la reforma.

Otra iniciativa que dará un giro de 180° a la economía nacional es la relacionada con la minería, que abre la posibilidad de cancelar las concesiones cuando por motivos de interés nacional existan o sean declaradas “zonas inviables de explotación o se produzca un conflicto por impacto social” es decir, las mineras que por años han explotado a su antojo y sin regulación alguna nuestras riquezas mineras, tendrán que pasar la prueba de cumplir con el principio de sostenibilidad y con el respeto a los derechos humanos, dos temas que por años habían estado en el reclamo de las comunidades originarias y de los trabajadores mineros y que parece ya están teniendo fuerza y presencia legislativa.

Y por último, en la Cámara de Diputados, ya se plantea atacar la última parte de esta estrategia de fortalecimiento del Estado en la Cuarta Transformación del país, el aumento al salario por encima de la inflación; esto representaría un gran avance en la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores, ya que, no sería una comisión como actualmente sucede, la que dispondría de los aumentos, sino que, se basará en el estudio económico que realicen por lo menos dos instituciones: el Coneval y el de estudios económicos de la cámara, sea cual sea el resultado de las iniciativas enumeradas, se están tocando los temas que más nos interesan, esto de paso, da fuerza a dos poderes importantes de nuestro Estado mexicano, el Legislativo como representante del pueblo y al Ejecutivo, como rector económico, político y social.

De salida…

El pasado 20 de noviembre, acudí a invitación del Maestro Nicolás Haddad, a la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades (DACSyH)  de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) en el marco de la conmemoración de los 108 años de la Revolución Mexicana y del Centenario de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tabasco, a las reflexiones universitarias sobre la primer encuesta de cultura constitucional del estado de Tabasco, cabe hacer mención que el catedrático y un servidor, coincidimos en un esfuerzo que se está realizando en el congreso del estado con motivo de la conmemoración del centenario de la constitución local, a raíz de ello, la invitación, mi estancia además de amena fue por demás grata al constatar que las nuevas generaciones de estudiantes de derecho de la UJAT tienen una visión propia y crítica del sistema constitucional y que ésta rompe con el esquema que las propias instancias educativas pretenden crear en el estudiante, estos ejercicios deben fomentarse en los niveles educativos medio y superior. Alimentar la cultura constitucional es un deber de todos los que tenemos la noble profesión del derecho, bien por ellos y envío mis felicitaciones a los maestros y alumnos de mi Alma Máter.

Hasta el próximo comentario, no olviden seguirnos en Twitter como @juanjoselopezm y en Facebook como @lopezmaganaelecciones.