jueves, 23 noviembre, 2017
Home / REPORTAJES / Guerra sobre el asfalto; competiría con Uber
Blitz Car, avalado por la SCT, se anunció como servicio turístico, pero no ha logrado posicionarse y taxistas reclaman que levantan pasaje en las calles, afectándolos.

Guerra sobre el asfalto; competiría con Uber

Flor García Morales

@FlorGarciaMora1

De un estimado de 780 mil personas que a diario usan el servicio de transporte de alquiler en Villahermosa, 250 mil son realizados por taxis legales; 20 mil más por unidades piratas, y el resto queda para las plataformas Uber y Blitz Car, esta última inició operaciones en junio.

Luis Vidal Baeza, secretario de la Unión de Taxis Amarillos, dio a conocer a Revista Grilla que en Villahermosa hay dos mil 500 taxis registrados, los cuales cumplen 100 servicios diarios, situación que desde la entrada de la empresa internacional Uber en la entidad, les ha afectado pues inició una guerra que creció con la aparición de Blitz Car; originalmente dirigido única y exclusivamente al sector turístico, pero ha traspasado esos límites.

Comodidad gana terreno

A un año de haber iniciado sus operaciones en Tabasco, Uber continúa siendo el dolor de cabeza para los taxistas, pero ahora también lo es Blitz Car, la aplicación tabasqueña que “entró al juego” prometiendo no afectar al servicio de transporte público.

En septiembre de 2016 Uber, la empresa internacional que proporciona a sus clientes una red de transporte privado, a través de un software de aplicación móvil, llegó a Tabasco y comenzó  una persecución no solo por los taxistas, también por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Para complicar más la situación, el 9 de junio de este año Transportes Turísticos y Ejecutivos Olmeca-Maya arrancó con su aplicación Blitz Car, la cual se dijo vendría a ser la competencia de Uber.

Sin embargo taxistas aseguran que han tenido una caída en el número de servicios de hasta 40 por ciento, ya que el servicio de Blitz Car va desde los 22.50 pesos, el cual puede ser en efectivo y el servicio puede ser contratado por cualquier persona, ya que no es exclusivo para turistas.

“Cuando iniciaron nos dijeron que no serían nuestra competencia, pero como no tuvieron el éxito que esperaban ahora ofrecen el servicio a los que son nuestros usuarios potenciales y cobran en efectivo, ahora es más difícil sacar la tarifa”, señaló el taxista Miguel. A decir de Arturo, conductor de taxi desde hace 15 años, esta situación viene a abonar a la crisis que ya enfrentan debido a la presencia de Uber en el estado.

“Uber nos ha quitado muchos clientes, Blitz Car está haciendo lo mismo, porque según los usuarios es más seguro, sin embargo sabemos que en el caso de Uber la empresas siempre se deslinda de cualquier responsabilidad y no utilizan vehículos propios”, subrayó.