miércoles, 23 mayo, 2018
Home / GOBIERNO / Guillotina en Morena; Tres alcaldes en un mes
El exedil interino de Comalcalco, Arturo Merino Hernández, es acusado de traición al pueblo, modificar el presupuesto y designar obras a familiares.

Guillotina en Morena; Tres alcaldes en un mes

POR IGNACIO RÍOS

 

@NachoRios1

 

Por “traicionar a su pueblo”, la guillotina cayó contra un presunto mal administrador de la alcaldía tabasqueña con sello lopezobradorista; pero la sanción y el final de ese “litigio social”, en el Ayuntamiento de Comalcalco, más que Morena se ve “papuja”.

 

En Morena, no mentir, no robar y no traicionar al pueblo -a partir de su dictado como principio- se argumenta y se ejecuta, ante alguna supuesta falla, diferencia e incluso disputa interna.

 

Esta consigna, en Tabasco “como ejemplo para el país”, se ha aplicado para cortar la cabeza del primer alcalde interino de ese partido: Arturo Merino Hernández, quien estuvo al cargo solo 27 días, y argumenta  en contrario a la versión de la autoridad que lo sustituyó, según su dicho, cometió el error de no prestarse a juegos de poder.

Evento de tres actos. Y secuelas.

 

Primer acto:

 

El 2 de diciembre de 2017, el primer edil surgido de las filas de Morena en la historia, Javier May Rodríguez, solicitó licencia temporal para separarse del cargo a fin de buscar la precandidatura interna a la senaduría por Tabasco.

 

Ese mismo día el cabildo de Comalcalco eligió por mayoría absoluta a Arturo Merino Hernández, que de acuerdo a su dicho, desde el primer momento estableció economías necesarias para reducir las deudas a proveedores y aplicó nuevos modelos en las direcciones, acotando dispendios y detectando incluso anomalías en diversas áreas.

 

 

Segundo acto:

 

Según trascendió, las medidas no fueron del agrado del edil constitucional; es por ello que con fecha 28 de diciembre pasado, entró la carta de solicitud de retorno de Javier May Rodríguez, que no lo hizo físicamente, sino al día siguiente en sesión de cabildo se declaró el nombramiento de un tercer alcalde en Comalcalco en menos de un mes, que recayó en el entonces secretario del Ayuntamiento, David Díaz Oropeza.

 

Tercer acto:

 

Merino Hernández hizo circular, el 3 de enero, su inconformidad en un escrito a la opinión pública, en donde relató cómo sucedieron los hechos y amenazó realizar trámites en la defensa de su actuación ante el Congreso y la Contraloría Municipal, “ya que están en riesgo el debido ejercicio de los recursos públicos y de estar viciado el proceso, donde la responsabilidad del patrimonio municipal sería de los integrantes del Cabildo”.

 

Al día siguiente respondió el alcalde interino, David Díaz Oropeza, a través de un oficio con el logotipo y sello oficial del Ayuntamiento, donde reafirmó los tres principios básicos de Morena y dio a conocer la baja de su antecesor “por acciones no tan sólo de índole dolosa sino de traición al pueblo de Comalcalco”.

 

Abajo el telón…

 

Entre las acciones cometidas por el edil saliente, enumeró “cambiar y modificar el presupuesto de egresos 2018, donde fueron programadas las obras a las comunidades y a la ciudad; aumentando los precios y designando obras directas a familiares y amigos, por lo que el cabildo tomó la decisión de ejecutar los procedimientos que establece la Ley para la revocación de su cargo”.

 

Empero, los motivos de la separación quedaron en el papel. No hubo ni hay procedimiento administrativo o sancionatorio adicional. Presuntos actos justicieros a medias…ventilados en las redes sociales y el público espectador.

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla