miércoles, 20 junio, 2018
Home / OPINION / La dictadura que viene.

La dictadura que viene.

 “Lo que se obtiene con violencia, sólo se puede mantener con violencia.”

                                                                 Gandhi.

Mientras casi todos los medios se encargan de resaltar virtudes de los precandidatos del PRI y del Frente integrado por el PAN, PRD y MC, destacando su cercanía con la ciudadanía, enarbolando su incansable lucha por los derechos humanos, preponderando que viajan en metro o en aviones comerciales, mientras estos personajes actúan como lo que nunca han sido, sus diputados y senadores cocinan la Ley de Seguridad Interior, que no es otra cosa que el clavo en el ataúd de los derechos y libertades sociales, la primer muestra de un instrumento golpista y represor, estos mismos partidos y la complicidad muda de otros, fueron los que limitaron la ley de participación ciudadana a un solo evento, cada tres o seis años.

Eduardo Galeano publicó en 2005 en el periódico La Jornada bajo el título de las guerras mienten las siguientes líneas “Las guerras dicen que ocurren por nobles razones: la seguridad internacional, la dignidad nacional, la democracia, la libertad, el orden, el mandato de la civilización o la voluntad de Dios. Ninguna tiene la honestidad de confesar: “Yo mato para robar”, y con ellos nos ilustró claramente cuál es el pensamiento de las grandes elites económicas que imponen su democracia, paz social y estabilidad a países enteros enarbolando siempre los más nobles y altos principios, siempre han encontrado colaboración en un reducido número de personas a las que les justifican sus atrocidades en aras de estos insignes principios, pero mientras ellos protegen sus intereses, sus inversiones, y sus aliados nacionales su Status Quo, es la sociedad civil quién pone a los oprimidos, a los desplazados e incluso a los muertos.

La convulsión social en la que está entrando el país ya no le son suficientes las mentiras de las cadenas televisivas, el desplazamiento de estos medios de comunicación por las redes sociales ha puesto en la palma de la mano de la sociedad en general, una herramienta capaz de mover las masas en cuestión de minutos, el sector poblacionalmente dominante de este medio de comunicación son los jóvenes, como bien diría Salvador Allende en aquel discurso histórico en la Universidad de Guadalajara en 1972 “ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica.”. Saben que este sector es rebelde por naturaleza, anti estatista por convicción y revolucionario por antonomasia, y que además leen, se preparan, investigan y opinan, y todo lo hacen a veces sin salir de sus aulas, de sus centros de trabajo o de sus hogares, generando repudio y descontento por las acciones de la clase política gobernante, a esto le debemos sumar, a la clase obrera, la clase media, las mujeres, los pueblos originarios y un sinnúmero de sectores que ya no tan fácilmente creen esas mentiras de que el país marcha viento en popa hacia el progreso; hacia el primer mundo como predicaba Salinas, o el famoso crecimiento al 7% y el destierro de la corrupción priista que enarboló Fox con sus tepocatas, víboras prietas, etc. Y que ahora es su aliado, o las manos limpias de Calderón, el presidente del empleo, cuyas manos terminaron manchadas de sangre con su guerra, o el “Te lo firmo y te lo cumplo” de Peña Nieto y sus reformas estructurales que detonarían el progreso, al que su precandidato ya ha desmentido y ha dicho que será hasta que él gane, este hartazgo del que el PRI y el PAN con sus aliados son conscientes, también llevó al precandidato del Frente a desconocer a Fox y a Calderón, y decir que ahora sí van en serio,  pero nadie le cree,  y ahora preparan a sus aliados del Ejército, dándoles vía libre para reprimir en aras de la estabilidad y el progreso, saben que el país se les desmorona entre las manos, que la sociedad y primordialmente los jóvenes ya entendieron que son los mismos y que nada bueno puede venir de ellos, no les queda más camino que replicar lo que saben hacer y que han aplicado en otros países de América Latina: preparar el camino para una dictadura militar como la de Chile con Pinochet, Argentina con Videla, Nicaragua con Somoza, Banzer en Bolivia entre otros, cuya característica principal fue la represión social en el entreguismo a las políticas estadounidenses, favoreciendo la explotación de los recursos por los extranjeros, el asesinato o desaparición de estudiantes, obreros y políticos opositores a sus intereses, la historia jamás debemos olvidarla, nos ayuda a entender nuestro camino, pero sobre todo, de lo que son capaces quienes pretenden mantener el poder a costa de lo que sea.

Nos leemos en el próximo comentario y no olviden seguirnos en las redes sociales como @juanjoselopezm en Twitter y @lopezmaganaelecciones en Facebook.

 

 

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla