viernes, 20 julio, 2018
Home / NACIONAL / La meditación budista ayudó a los niños atrapados en la cueva de Tailandia

La meditación budista ayudó a los niños atrapados en la cueva de Tailandia

Los 12 niños tailandeses y su entrenador, que estaban atrapados en una cueva, y que fueron rescatados el día de hoy, aprendieron el arte de la meditación budista gracias a su profesor.

En el momento en el que los niños fueron hallados con vida, un video en el que todos se ven apacibles empezó a darle la vuelta al mundo.

De acuerdo con AP, la madre de uno de los chicos dijo “mira qué tranquilos estaban sentados esperando. Nadie estaba llorando ni nada. Fue sorprendente”.

La razón se debe a que su entrenador, Ekapol Chanthawong, quien los guió en la caminata hacia la cueva que se inundó el 23 de junio pasado, aprendió meditación como monje budista en un templo, justo una década antes de convertirse en entrenador.

De acuerdo con diversas fuentes, el entrenador habría enseñado a los niños de entre 11 y 6 años a meditar para mantener la calma y preservar su energía durante las dos semanas que permanecieron atrapados.

“Podía meditar hasta una hora. Definitivamente lo ha ayudado y probablemente ayude a los muchachos a mantener la calma”, ese era el relato que Tham Chantawong, tía de Ekapol, daba a AP.

Este martes los 12 niños fueron rescatados. Los rescatistas dijeron que solo el médico que los había estado cuidando y tres de los buzos de la marina tailandesa, involucrados en el rescate, permanecieron dentro.

De acuerdo con el relato, Ekapol, quien tiene 25 años, se fue a vivir a un monasterio a la edad de 12 años después de quedar huérfano, y según The Straits Times, entrenó para ser monje durante 10 años en un monasterio en Mae Sai, Tailandia, pero tuvo que dejarlo para cuidar a su abuela.

Después fue contratado como entrenador del equipo conocido como los jabalíes, que es el equipo de los chicos que permanecieron en la oscuridad de las cuevas durante casi dos semanas.

En tanto, el abad del monasterio al que acudía Ekapol le contó al diario estadounidense The Wall Street Journal que su ex alumno es “un joven responsable y medita regularmente”.

La meditación, señalan, sería una práctica útil en situaciones extremadamente estresantes como estar atrapado en una cueva. El tipo de meditación que Ekapol practicaba ha existido durante 2 mil 600 años desde que Buda empezó a enseñarla como una herramienta para lograr claridad y paz mental, y en última instancia, la liberación del sufrimiento. 

Investigaciones recientes han demostrado que la meditación puede, en menor grado, reducir el costo de la angustia psicológica, un fenómeno al que se cree que estuvieron expuestos los niños atrapados en la cueva.

Y aunque en su caso todavía es muy pronto para averiguar cuáles fueron los efectos de la meditación sobre los niños atrapados, cada vez se implementan más programas de meditación en situaciones de riesgo o de ingreso en unidades médicas.

No obstante, y a pesar del cuidado que Ekapol procuró para los niños durante la emergencia, en una carta difundida por ABC News, el entrenador se disculpó con los padres de los chicos:

“Para los padres de todos los niños, en este momento todos están bien, el equipo está bien cuidado. Prometo que cuidaré de los niños lo mejor posible. Quiero agradecerles por todo el apoyo y quiero disculparme”.

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla