lunes, 19 noviembre, 2018
Home / REPORTAJES / Laguna de las Ilusiones; depredada por la corrupción
Vecinos y asociaciones ecológicas acusan a hoteles, negocios y plazas comerciales por la creciente contaminación a la Laguna de las Ilusiones; Conagua se limita a decir que no hay permisos de descarga de aguas residuales.

Laguna de las Ilusiones; depredada por la corrupción

Por Flor García Morales
@FlorGarciaMora1

Ser un área natural protegida en la que habitan especies en peligro de extinción, no ha sido garante para la Laguna de las Ilusiones, pues se ha mantenido como fosa séptica de hoteles, establecimientos diversos, viviendas, plazas y centros comerciales cercanos al cuerpo de agua, sin que autoridades ambientales hagan algo al respecto o reconozcan el daño.

Cuestionado sobre esta situación, el encargado de la Campaña de Océanos de Greenpeace México y doctor en biología por el instituto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Miguel Alejandro Rivas Soto, dijo que, al parecer no hay protección para el medio ambiente, sobre todo cuando impera una explotación turística de por medio, hablando de zonas hoteleras.

“Imagínate que ni siquiera en Cancún, zona turística por excelencia de México, las aguas se tratan completamente antes de que vayan a dar al mar; mientras no existan regulaciones que de verdad pongan el foco sobre este negocio que sólo explotan fuentes turísticas, este tipo de daños se continuará causando”, comentó.

De las 182 áreas naturales protegidas que hay en México, 102 no cuentan con un programa de manejo; “México está mal en materia medio ambiental respecto a otros países porque aquí sí hay instrumentos de protección, el problema es que no siempre se cumplen; esto va de la mano con que el poder político y el económico están muy ligados”.

Apuntó que cuidar el medio ambiente para conservarlo, es hacer un manejo integral de los recursos y en el caso de la Laguna de las Ilusiones no lo hay, sino una explotación depredadora del turismo.

Rivas Soto mencionó que la Conagua y las autoridades locales desconocen muchas actividades y saben de otras del tipo ilegal como en el caso de la Laguna de las Ilusiones y en muchas otras zonas de México, pero lamentablemente la impunidad se ha impuesto por sobre la protección real del medio ambiente.

“Para Greenpeace las áreas naturales protegidas siempre han sido una preocupación porque se ha presumido mucho a nivel internacional sobre la cantidad de áreas naturales protegidas que tenemos, sin reparar en la calidad de éstas, o cómo estas realmente se están protegiendo, de aquí el llamado a las autoridades a que la conservación del medio ambiente se lo tomen en serio”, observó.

Vecinos alzan la voz

Quienes viven en la periferia, acusan las descargas de aguas negras de hoteles circunvecinos como Cencali, Hyatt y Calinda Viva Villahermosa; mientras que por la zona del Vaso Bonanza, a la Venta Inn, Graham y Real del Lago, ya que, a decir de los vecinos, no cuentan con plantas de tratamiento de aguas negras y están conectadas a la red pública municipal, mismas que según reconocen las propias autoridades se han visto rebasadas en su capacidad e incluso algunas están fracturadas.

El director de la empresa Delta Ingeniería Ambiental y profesor investigador de la UJAT, Jorge Alberto Goñi Arévalo, quien diseñó hace 12 años un sistema de dilución y reflujo, así como de capturas de sedimento que fue colocado en la laguna y que sólo fue utilizado seis meses, aseguró que estos altos índices de contaminación en el Vaso Cencali han sido agudizados debido a que allí van a dar desagües de las colonias vecinas, pero agudizado por la falta de más y mejores cárcamos.

 

Descargas clandestinas por doquier

A estas descargas directas de los hoteles se suman las tomas clandestinas de aguas negras de algunos vecinos, y con las cinco detectadas por la Sernapam en Tierra Colorada, dan un aproximado de 20 descargas clandestinas, de acuerdo a la Asociación Santo Tomás, sin dejar de lado las fugas por fracturas de los colectores perimetrales y de la red de aguas negras municipales.

Según denuncias de asociaciones ecologistas como Santo Tomás, Fundación Anfibia y vecinos afectados, en Tierra Colorada son decenas de viviendas las que liberan clandestinamente sus desechos a la laguna; fraccionamientos conectados al cuerpo lagunar; plazas como San Diego y Bugambilias en Bonanza; el casino Taj Mahal, cuya descarga llega directo a las Ilusiones; centros comerciales como la Comercial Mexicana y hoteles en el área del vaso Cencali, porque la tubería del cárcamo de la calle Ernesto Malda tiene fracturas.

 

Proviene contaminación de Bonanza

Arístides Barreda Pratts, presidente de la Fundación Anfibia, aseveró que periódicamente realizan recorridos por la Laguna de las Ilusiones, en ellos, tan solo en el vaso Cencali han detectado nueve descargas clandestinas; en el canal que va de la Deportiva llegan las aguas del centro comercial (Comercial Mexicana) y van a parar por la zona de Ernesto Malda, bajo del puente que pasa por la 30ª. zona militar.

Otro punto afectado es sobre la avenida Ruiz Cortines donde está una tintorería, cuya descarga va a la laguna. Desde la llantera de Bonanza a la plaza Bugambilia descargan sus aguas negras a la laguna, de manera directa, sin embargo la zona más afectada es frente al Musevi según la Fundación Anfibia y los estudios de la UJAT, pues tras la loma de tierra hay sedimentos de aguas negras.

En Tierra colorada se suman las cinco ya reconocidas por la Sernapam y una más por el frigorífico donde existen también drenajes fracturados.

El director de uso y manejo de los recursos naturales, de la Secretaria de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental (Sernapam), José Antonio German Arellano, dijo que la presencia de coliformes en el agua es un indicio de que puede estar contaminada con aguas negras u otro tipo de desechos en descomposición, y se ha acentuado en el Vaso Cencali.

“No hay ninguna descarga autorizada, las que hay son clandestinas, tenemos detectadas algunas que estamos trabajando con el ayuntamiento para buscar la forma de solucionarlo y se busca conectar a un colector perimetral”.

Se trata de cinco descargas clandestinas detectadas por la Sernapam que se encuentran en la zona de Tierra colorada, en viviendas; no obstante, según datos de la Fundación Anfibia el número es mayor a los 20, pues en sus recorridos mensuales han detectado en distintas áreas de la laguna.

Por su parte Hugo Ireta, de la Asociación Santo Tomás acusó una complicidad entre el Ayuntamiento de Centro y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para permitir que se descarguen aguas negras a la laguna.

“Los fraccionamientos que están construyendo cerca de la laguna, en la zona de Tierra Colorada, todas descargan sus aguas directamente y las autoridades lo saben pero no aplican la ley; es absurdo que la Sernapam diga que sólo son cinco tomas clandestinas cuando son miles las que existen”, acusó.

La reportera buscó a las personas responsables de los establecimientos señalados como fuentes de contaminación a la laguna, pero se negaron a hablar del tema.

 

Más que suciedad, en el fondo

“La laguna requiere inversión para recuperarla, pero mientras no tengamos una autoridad que quiera a su estado y a su laguna, no vamos a lograr su rescate”, lamentó el presidente de la Fundación Anfibia.

El integrante de la Asociación Santo Tomás, José Manuel Arias Rodríguez, señaló que la Laguna de las Ilusiones se ha convertido en un “barril sin fondo” en cuestión de los recursos que se han invertido, mientras que las autoridades ambientales han resultado incompetentes, y aseguró que la Sernapam sólo rescata cuerpos de animales que mueren en el área, mientras que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que es quien debía regular, le “echa la bolita” a otras dependencias.

“Lo que urge es que verdaderamente se aplique la ley, pues de nada sirve que se inviertan más recursos si terminarán en la basura, el problema real son las cuestiones políticas como sucedió cuando se autorizó la construcción del Musevi, bajo el argumento de que el lugar sería utilizado para impartir talleres de educación ambiental; así ocurre con un Plan de Manejo que no se ha llevado ante el Congreso para que no sea publicado en el Periódico Oficial de la federación y puedan seguir otorgando permisos y concesiones a su conveniencia, ya que con este documento la Laguna de las Ilusiones quedaría perfectamente delimitada”, comentó el ambientalista.

Lamentó que la laguna llegó a ser el basurero de la ciudad con reportes de descargas de metales pesados, incluso cancerígenos por lo que las autoridades determinaron prohibir la pesca. “Les quitan a las personas una forma de vida y en cambio cualquiera que pague puede construir en los márgenes de la laguna”, sostuvo Arias Rodríguez.

Falso rescate

Inversiones fallidas

20 mdp en 2004 para el Proyecto del Rescate del vaso Cencali, el cual fracasó con la construcción de tanques sedimentadores.

12 mdp para la extracción de 10 mil metros cúbicos de sedimentos, que se sumarían a los 30 mil ya extraídos con maquinaria, pero se hundió la maquinaria.

34 millones 977 mil 773 pesos invertidos por la Secretaría de Desarrollo Social y protección Ambiental para un supuesto rescate del Vaso Cencali.

 

Un ayuntamiento ciego, sordo y mudo

El director de uso y manejo de los recursos naturales de la Sernapam, José Antonio German Arellano, dijo que por años se ha ido deteriorando el material “estamos buscando con las autoridades que lo corrijan desde el área del Ayuntamiento que le compete y por los estudios que se realizaron se determinó recomendar emitir una recomendación de un grupo interinstitucional en el que participan diferentes instancias del gobierno federal, estatal y la administración municipal, no pescar, ya que esto podría ser perjudicial para la salud”.

A estas fracturas de la red de aguas negras se suman las descargas clandestinas que existen a lo largo de las 259.27 hectáreas (antes 370 hectáreas) que forman la emblemática laguna.