En un comunicado conjunto, Juan Méndez exrelator de la ONU sobre la Tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos o degradantes; Christof Heyns, exrelator de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, y Ariel Dulitzky, exintegrante y presidente del Grupo de Trabajo de la Naciones Unidas sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias (GTDFI), consideraron que el texto propuesto “no aborda las causas estructurales de la violencia ni propone medidas transformativas para superar la situación actual”.

Al reconocer que en sus visitas también dieron cuenta de “los grandes retos que en materia de seguridad enfrenta el país”, insistieron que el despliegue castrense durante los últimos diez años “ha agravado las problemáticas propias de los temas que cada uno de nosotros conoció: la desaparición de personas, la tortura y los malos tratos, y las ejecuciones extrajudiciales”.

Recordaron que al término de sus visitas entre 2011 y 2014, sus respectivas relatorías y el GTDFI, emitieron “numerosas recomendaciones” al Estado mexicano con el objetivo de “ayudar a combatir las graves violaciones de derechos humanos que se viven en el país”.

Alertaron que el proyecto de Ley de Seguridad Interior, “no sólo no recoge, sino que es contrario a varias de las recomendaciones que oportunamente” fueron formuladas.

Como integrante del GTDFI de la ONU (2010-2017), Ariel Dulitzky realizó una visita oficial a México en 2011; Christof Heyns, como relator sobre ejecuciones extrajudiciales (2010-2016), visitó el país en 2013, en tanto que Juan Méndez, quien formó parte de la relatoría sobre Tortura (2010-2016), estuvo en México en 2014.

“Conocer de cerca el dolor de las víctimas y de una sociedad que cada día debe hacer frente a la violencia acrecentó nuestro compromiso para contribuir a mejorar la situación en el país. Más allá de la temporalidad de nuestros respectivos mandatos como expertos independientes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, mantenemos nuestro compromiso y nuestro espíritu de colaboración con el Estado”, puntualizaron los expertos independientes.

Al destacar que se han mantenido al tanto de lo que pasa en el país y que han seguido el debate sobre la posible aprobación de la Ley de Seguridad Interior, los expertos evaluaron que “el proyecto de ley carece de las salvaguardas debidas y de los controles adecuados y está plagado de definiciones imprecisas que oscurecen el sentido del texto”.

Piden al Senado rechazar la ley

Tras considerar que la ley va en contra de las recomendaciones hechas por las relatorías en las que colaboraron y por el GTDFI, Méndez, Heyns y Dulitzky se sumaron a la exigencia al Senado para que sea rechazada.

“Frente a esto, sumamos nuestras voces a las de las víctimas, organismos internacionales de derechos humanos, personas e instituciones expertas, organizaciones de derechos humanos y demás actores, que han expresado su oposición a la aprobación del texto propuesto y llamamos al senado a no adoptar la Ley de Seguridad Interior en su redacción actual”, concluyen los expertos.