domingo, 17 junio, 2018
Home / GOBIERNO / Los Olmecas enrachados, ¡no dan una!
Los Olmecas de Tabasco, bajo la dirección de Juan Luis Dagdug, ninguna esperanza dan a su afición; los malos manejos fueron visibles en el partido inaugural.

Los Olmecas enrachados, ¡no dan una!

Por Yair Dessalines

@YairDessalines

 

Las expectativas de una buena temporada para los Olmecas de Tabasco con nuevos refuerzos y un estadio rehabilitado se han esfumado muy pronto. Con tres partidos perdidos ante Leones de Yucatán, aunado a  una mala administración, el club enfrenta el descrédito de su afición.

Al cierre de esta edición, la crisis de los Olmecas aumentaba ante Piratas de Campeche, mientras en el Congreso del Estado, se exige una auditoría por los trabajos y recursos invertidos para la supuesta rehabilitación del Centenario 27 de Febrero.

El 22 de febrero, el presidente del recién creado Consejo Ciudadano Consultivo y Secretario de Educación en Tabasco, Ángel Solís Carballo, anunció sin dar montos de inversión, mejoras en el techo, las butacas, los baños, el área de prensa, el plafón, el drenaje, las instalaciones de agua potable y la colocación de una nueva pantalla electrónica en el parque de béisbol.

Los recursos provenientes del “Fondo de Desastres”, fueron gestionados por la Liga Mexicana de Béisbol tras el sismo de septiembre del 2017, que dañó parte de la infraestructura del estadio. Sin embargo, la noche del viernes 23 de marzo durante el partido inaugural, donde los Olmecas perdieron 4 carreras por 2, quedó evidenciado el mal trabajo de la remodelación del parque.

La sorpresa hasta para los propios funcionarios estatales invitados al arranque de la temporada, fue que la pintura amarilla de las butacas recién pintadas, quedaba pegada en los pantalones, bermudas y vestidos de los aficionados, quienes molestos arremetieron contra la administración del club a cargo de los hermanos Dagdug, el gerente operativo del estadio y los integrantes del Consejo Ciudadano, entre ellos, Agustín Silva Vidal, candidato a diputado plurinominal por el PRD.

Además del desprendimiento de la pintura de las butacas que fue el tema de la noche en el Centenario, se observaron grandes fugas de agua hacia las cabinas de transmisiones de algunos medios de comunicación, que corrió durante todo el partido por las graderías del complejo deportivo.

Otra, los baños fueron remozados, pero la mayoría de los cubículos no contaba con puertas, lo que acrecentó el enojo de las señoritas y madres de familia que acompañaban a sus esposos al partido.

Poco o nada abonan los directivos al equipo de beisbol, que mal empezó la temporada.


 

Andrade solicita auditoría

En la tribuna del Congreso local, el diputado Manuel Andrade Díaz quien acudió al partido, mostró su pantalón manchado y calificó de vergonzoso, que se haya realizado un trabajo de tan mala calidad que ni la entrega aguantó. “Lo más vergonzoso es que ningún funcionario se haya dado cuenta, a pesar de que son varios los involucrados”.

Señaló que la mala calidad de la pintura en las sillas, da mucho qué pensar sobre la calidad de los demás trabajos, por lo que con el transcurso del tiempo es probable que vayan surgiendo otros desperfectos o vicios ocultos.

El priista dijo que llama la atención que a pesar de que se ha difundido ampliamente la remodelación del Parque Centenario, no se mencione cuánto se invirtió en la obra, ni la modalidad de la contratación de los trabajos realizados.

Ante esta situación, llamó a las dependencias responsables, para que exija a los que realizaron los trabajos reparen los desperfectos; asimismo, que se haga efectiva la fianza y se sancione a quien corresponda.

De igual manera, solicitó se sancione a los servidores públicos que estuvieron a cargo de la obra, por no haber estado pendientes de los trabajos realizados y por haber recibido la obra sin percatarse de la mala calidad de los mismos. “No quiero pensar que estén aplicando aquello del Año de Hidalgo”.

A la Secretaría de Contraloría y al Órgano Superior de Fiscalización, pidió que en el ámbito de sus  competencias, realicen auditorías al procedimiento de licitación, adjudicación y contratación de los trabajos de remodelación del Parque Centenario 27 de febrero; así como de los recursos invertidos y de los trabajos realizados para constatar la calidad de los mismos y que los precios no se hayan inflado.

Usuarios de redes sociales hicieron pública la molestia por las condiciones de la pintura, que dañó sus prendas de vestir

“Es vergonzoso que se haya realizado un trabajo de tan mala calidad que ni la entrega aguantó”.

Manuel Andrade Díaz

Diputado PRI

 

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla