lunes, 23 abril, 2018
Home / NACIONAL / Más de 100 migrantes huyen tras ser abandonados dentro de un camión en Veracruz

Más de 100 migrantes huyen tras ser abandonados dentro de un camión en Veracruz

XALAPA, (apro).- Un camión de carga en cuyo interior viajaban cerca de 150 migrantes -en su mayoría centroamericanos- fue abandonado en una gasolinera de la carretera Villahermosa–Coatzacoalcos, en el municipio de Agua Dulce al sur de Veracruz.

El camión, al que le empezó a fallar el aire acondicionado y sus sistemas de ventilación tuvo que ser abierto por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) quienes auxiliaron a varios migrantes, algunos de ellos con síntomas de deshidratación severa.

Aunque viajaban más de 150 migrantes, apenas 20 fueron canalizados a la Cruz Roja o asegurados por el Instituto Nacional de Migración (INM), pues la mayoría al lograr salir del camión, y ver la presencia de diversas autoridades, optaron por huir y perderse entre la maleza.

Los hechos ocurrieron este viernes alrededor de las 11:00 de la mañana, cuando los elementos de la SSP detectaron movimientos en el interior de un camión abandonado y cuyo destino era la frontera norte.

En la caja del vehículo de carga viajaban cerca de 150 personas de nacionalidad hondureña, salvadoreña, guatemalteca y panameña, entre otras.

Los migrantes rescatados fueron atendidos por paramédicos de Protección Civil de Agua Dulce, así como de la Cruz Roja.

En Veracruz, desde que el gobierno del priista, Javier Duarte endureció las medidas legales contra empresas ferroviarias que fueran permisivas con el traslado de migrantes centroamericanas arriba de los vagones de trenes como el conocido como “La Bestia”, los polleros y bandas dedicadas al tráfico de migrantes han diversificado la forma de traslado de quienes aspiran a llegar a suelo estadunidense.

Además de utilizar camiones de carga, también lo han hecho a bordo de tráileres de mudanza, disfrazados de un giro comercial (traslado de detergente, jabón, cítricos, entre otros), o en camiones suburbanos de segunda clase, así como en pequeños vehículos particulares, acompañados de campesinos de nacionalidad mexicana, para mezclarse entre ellos, en aras de evadir los diversos retenes de migración instalados en el sureste mexicano.