viernes, 16 noviembre, 2018
Home / NACIONAL / Negocio redondo; cobra renta y se lo embolsa
El Indetab cobra renta por los locales y comercios alrededor del velódromo de la Deportiva; podrían ser más de 50 mil pesos mensuales que no quedan registrados.

Negocio redondo; cobra renta y se lo embolsa

Por Flor García Morales
@FlorGarciaMora1

“Dependiendo del sapo es la pedrada”, bajo esa encomienda son las tarifas que establece el Instituto del Deporte de Tabasco (Indetab) para cobrar a los establecimientos de diferentes giros que se encuentran en los alrededores del velódromo de la Deportiva.

Mediante una solicitud a través del portal de Transparencia al Indetab, éste aseguró que existen 20 locales comerciales en la Deportiva, por los cuales dijo: “no cobra retribución económica por el uso a terceros, por lo cual no existe persona o área a la cual se le pague retribución económica y no se ha percibido renta por espacios comerciales”.

Pero los hechos dicen lo contrario, ya que este medio realizó un recorrido y cuestionó a algunos de los comerciantes allí establecidos, los cuales manifestaron que sí realizan un pago para que les permitan trabajar en esa área, montos que van desde mil a cuatro mil pesos, incluso un restaurante por el que afirman, pagan alrededor de 15 mil pesos.

“Yo pago mil pesos para que me dejen vender aquí, me dijeron que es un apoyo que se le da al instituto; también les doy escobas, detergente, cloro o productos de limpieza que me piden”, comentó uno de los entrevistados, quien por temor a que lo retiren solicitó se omita dar su nombre.

Otra persona que tiene un espacio a la entrada del Indetab, aseguró que en días de eventos las ventas son buenas por lo que ella paga mensualmente mil 500 pesos, y el pago lo realiza directamente al instituto.

En cambio, a otro de los consultados, la tarifa o “apoyo” como le denominan, es mayor, pues él vende más y se le forman grandes filas para adquirir su producto, por ese motivo el instituto le cobra cuatro mil pesos mensuales.

“Estaba un poco más hacia afuera, los supervisores vinieron y me dijeron que por estar allí y porque se vende bien tenía que pagar ocho mil pesos al mes, pero me moví unos metros y acordé con ellos que pagaría menos”, comentó el comerciante.

Según algunas fuentes, uno de los establecimientos que más paga es el restaurante de mariscos que se encuentra casi en la entrada a la explanada del Indetab llamado “El Turuleto”, ya que al mes pagan cerca de 15 mil pesos.

De ser así, el Indetab estaría percibiendo entre 30 mil y 50 mil pesos mensuales de renta por los espacios, lo cual no es reportado a las arcas del estado, ya que legalmente no están autorizados para cobrar las rentas.

Cabe mencionar que se le preguntó vía Transparencia a la Secretaría de Finanzas si ellos reciben recursos por conceptos de renta del instituto deportivo y aseguraron que no les compete a ellos el recibir dinero por este concepto.

José Dagdud y su mini plaza

Durante este recorrido, Grilla pudo constatar que no sólo existen 20 establecimientos en la deportiva, sino que además hay una plaza llamada Olimpia que consta de nueve locales fijos, que al preguntar en el instituto el procedimiento para arrendar uno de estos espacios, la respuesta fue que para ello se tiene que hablar con el propietario de la cafetería La Habana, ya que a él le fue dada una concesión para estos espacios y fue quien construyó los establecimientos.

Al proceder con lo citado anteriormente, se nos informó que estos locales no están disponibles, a pesar de que ninguno de ellos opera actualmente, “el dueño tiene que autorizar si se les renta o no, pero nosotros le llamamos”, fue la respuesta.

Sin embargo, según diversas fuentes estos locales pertenecen presuntamente al actual director del Instituto del Deporte del Estado de Tabasco Carlos José Dagdug Nazur, quien según los vecinos realiza reuniones con diversos funcionarios en la cafetería La Habana.

Dagdug Nazur ha sido señalado en diversas ocasiones por no manejar de manera transparente la dependencia a su cargo, no dar mantenimiento a las áreas deportivas y no impulsar el deporte, que es la finalidad de su cargo.

Y de paso, el gimnasio inservible

Usuarios del gimnasio del Palacio de los Deportes, manifestaron que desde el inicio de la administración no se le ha dado mantenimiento a este espacio, por el cual pagan de inscripción 298 pesos y de mensualidad 300 pesos, teniendo en promedio unos 80 usuarios diariamente.

“Pero las condiciones del gimnasio son deplorables, los aparatos no sirven, cuando llueve se inundad y los baños siempre están sucios”, acusaron usuarios.

“Un día cuestionamos que entonces para qué utilizan el dinero que pagamos y nos dijeron que si no nos gustaba que nos fuéramos y mucha gente dejó de ir porque hasta las personas responsables son prepotentes y groseras”, denunciaron.