viernes, 20 julio, 2018
Home / GOBIERNO / Problemas de liquidez; Medidas emergentes ante rezagos en Salud
El gobernador aclaró que ya se atienden las demandas para garantizar un servicio médico adecuado.

Problemas de liquidez; Medidas emergentes ante rezagos en Salud

A partir de las denuncias de quienes acuden a recibir atención médica en los centros hospitalarios de la entidad, el gobierno encabezado por Arturo Núñez Jiménez inició un periodo de evaluación en el que han participado directores de los nosocomios, además de los secretarios de Salud, Planeación y Finanzas, Administración y de Contraloría.

El propósito, reiteró el gobernador, es garantizar un servicio médico adecuado; por ello aseguró que ya se están atendiendo los inconvenientes por los que atraviesa el sector.

Abasto de medicamentos

El gobernador Arturo Núñez Jiménez aseveró que el gasto en salud para la población tiene prioridad en Tabasco, y afirmó que ya están en marcha una serie de medidas emergentes para atender las peticiones de los usuarios de algunos de los hospitales públicos del estado, entre las que destaca el abasto de medicamentos.

“Estamos revisando los requerimientos que han planteado los directores de los hospitales, para que conforme a la disponibilidad presupuestal se garantice un servicio adecuado de aquí al cierre de la administración”, enfatizó.

Falla de proveedores

El mandatario explicó que Tabasco, como muchas otras entidades del país, viene participando en un esfuerzo global que convoca el Gobierno de la República a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para las llamadas compras consolidadas de medicinas, un esquema, reconoció, en el que “al día de hoy traemos rezagos”.

Explicó que este modelo busca que, “en lugar de que cada entidad ande haciendo compras de medicamentos, se haga un solo pedido a nivel nacional, lo que permite reducciones de costos y precios; pero está pasando que los proveedores no están cumpliendo con los tiempos convenidos”.

Núñez Jiménez informó que de esta situación tiene conocimiento la Secretaría de Salud federal, y precisó que por parte de Tabasco las aportaciones para las compras ya se hicieron, pero por diversas causas, que además se desconocen, los proveedores no han cumplido y eso nos repercute.

Gobierno atento

Núñez Jiménez aseveró que su gobierno no sólo está atento a los inconvenientes que atraviesan algunos hospitales públicos, sino que también los está enfrentando; precisó que Tabasco no es el único estado que está viviendo estos retrasos; “casi todas las entidades federativas que participan en este proceso” están afrontando el mismo escenario, comentó.

Descartó que la entidad viva una crisis generalizada del sector, como ocurrió a finales de 2012, y resaltó que la intervención y trabajo profesional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que la semana pasada ya supervisó la situación particular que registra cada nosocomio, “nos ayudará a tener un diagnóstico preciso”.

En nuestro caso, puntualizó, no hay lo que ocurrió hace seis años, que era la desviación de recursos públicos para fines privados. Acá, remarcó, traemos problemas de liquidez, sí, por la caída de las participaciones fiscales, pero no estamos ante un fenómeno de corrupción.

Entre los inconvenientes que afrontan algunos hospitales, el gobernador Núñez refirió el crecimiento de la población que demanda los servicios no sólo por razones de crisis económica que hace que quienes antes recurrían a la medicina privada, ahora lo hagan en el sector público, sino también por el aumento de pacientes provenientes de municipios vecinos de los estados de Veracruz, Chiapas y Campeche, entre otros factores.

“Estamos revisando los requerimientos planteados por los directores de los hospitales, para que conforme a la disponibilidad presupuestal se garantice un servicio adecuado de aquí al cierre de la administración.”.
Arturo Núñez Jiménez
Gobernador de Tabasco

 

WhatsApp chat Envíanos tu #DenunciaGrilla