martes, 11 diciembre, 2018
Home / OPINION / Se enriqueció Valenzuela Pernas

Se enriqueció Valenzuela Pernas

Por Jorge Cantón Zetina
Director General
Tw: @jorgecantonz   

Dicen que el fiscal Fernando Valenzuela Pernas prepara maletas para abandonar el barco… antes de que se hunda. Sus allegados aseguran que el día 30 de noviembre sale huyendo.

Pero, ¿y los pendientes? ¿Y los miles de expedientes rezagados en la Fiscalía General del Estado? ¿Y el esclarecimiento del asesinato del periodista Juan Carlos Huerta? ¿Y los focos rojos por el alarmante caso de feminicidios en el estado? ¿Y el turbio manejo del presupuesto de esa dependencia? ¿Y la explicación del empréstito de 400 millones de pesos para el Nuevo Sistema de Justicia Penal? ¿Por qué no informó el fiscal que le habían sobrado 125 millones de pesos, desviados ahora para el sector salud? ¿Investigarán a Fernando Valenzuela Pernas por enriquecimiento inexplicable? ¿Realizará la Unidad de Inteligencia Financiera del próximo gobierno morenista pesquisas en torno a las propiedades adquiridas durante la administración de Valenzuela Pernas? Sería conveniente rastrear por la Torre Carso, de la Ciudad de México, y por la Riviera Maya, específicamente Playa del Carmen y Tulum. Esto es, obviamente, aparte de las inversiones en Tabasco, casas, departamentos y ranchos.

¿Y el tráfico de influencias? El fiscal usó su puesto no sólo para enriquecerse, sino para beneficiar a sus amigos. Así, la Fiscalía General del Estado rentó un sinnúmero de inmuebles para oficinas, en casi todos los municipios, a los cuates de Valenzuela Pernas. Aparecen en la lista nombres como Juan José Martínez, Raúl Ojeda Zubieta, Jorge Javier Priego Solís, Eugenio Amat de la Fuente, Jorge Cerna García y otros reconocidos tabasqueños. Las rentas mensuales –infladas, sin duda–, oscilan entre los 500 mil pesos hasta los 40 mil.

¿Se irá limpio el fiscal?