jueves, 20 septiembre, 2018
Home / NACIONAL / Yunes Linares reconoce finalmente el triunfo de Cuitláhuac García en Veracruz

Yunes Linares reconoce finalmente el triunfo de Cuitláhuac García en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).-Una semana y un día después del proceso electoral en el que PAN y PRD perdieron la gubernatura de Veracruz y la mayoría calificada en el Congreso Local, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares por fin reconoció el triunfo de la coalición, “Juntos Haremos Historia” y de paso felicitó al gobernador electo, el morenista, Cuitláhuac García Jiménez.

Reunido en la sala Venustiano Carranza y acompañado de todo su gabinete legal y ampliado, Yunes Linares felicitó al “ingeniero Cuitláhuac García” a quien le deseó suerte y la “más sincera felicitación” por haber ganado de forma democrática la gubernatura de Veracruz.

“Invito al gobernador electo a que nos reunamos en Palacio de Gobierno para conversar sobre la situación general de Veracruz y referirnos al proceso de transición. El proceso de transición está en marcha en su fase interna, y deberá iniciar el 1° de noviembre ya con la representación formal del gobierno saliente y del entrante”, expresó Yunes en un mensaje, al que se permitió el acceso a la prensa.

“Nuestro gobierno actuará todo el tiempo con la misma actitud democrática y republicana con que nos hemos conducido en estos meses de gestión.

“En menos de dos años, Veracruz se ha transformado profundamente. Luchamos por el cambio para alcanzar la democracia”, dijo.

Yunes aprovechó su mensaje para recordar que hace dos años cuando él resultó electo, la ciudadanía votó por la alternancia, y reprochó que entonces su triunfo no fue reconocido por sus adversarios.

“Hoy vivimos en plenitud democrática. Con el cambio vino la democracia. Ése fue uno de los compromisos; cumplimos. Lo logramos. Prueba de ello es que, a diferencia de esta elección, en la que ningún candidato ni partido impugnó el proceso, cuando fui electo como Gobernador todos quienes entonces participaron en relación con el mismo cargo, buscando el mismo cargo, impugnaron el resultado de la elección y trataron incluso de impedir que tomara posesión del cargo, a pesar de que había obtenido un triunfo legal y contundente, como lo confirmaron después los tribunales”.

Yunes Linares reconoció, sin mencionar su nombre, “la madurez y compromiso democrático” de quienes fueron sus adversarios en la contienda electoral y decidieron no impugnar el proceso, contribuyendo así de manera muy importante a la paz y a la estabilidad política y social de Veracruz. Ello, en clara alusión a su hijo, Miguel Yunes Márquez.

“Los veracruzanos debemos sentirnos profundamente orgullosos del proceso electoral que vivimos. Las elecciones se llevaron a cabo en un ambiente de paz y estabilidad”.

En clara alusión a políticos de oposición y a los medios de comunicación, Yunes insistió en que “nadie” tuvo la “honestidad y generosidad” de reconocerles el compromiso con la democracia y la estabilidad de Veracruz a los candidatos que perdieron su aspiración a ganar la gubernatura de Veracruz.

“Yo lo hago, July González Sheridan, candidata de Nueva Alianza; José Yunes Zorrilla, candidato de la Coalición PRI-PVEM, y Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato del Frente PAN-PRD-Movimiento Ciudadano. Merecen el más amplio reconocimiento por su compromiso con la democracia y con la estabilidad política de Veracruz. Nuestra más sincera felicitación”, elogió Yunes.

A manera de reflexión, Yunes Linares -quién gobernará cinco meses más- dijo que las elecciones no pueden ser enfrentamiento permanente, ni avasallamiento antidemocrático.

“Reconocer los resultados es propio de demócratas. No se vale sólo reconocer triunfos y no aceptar derrotas. Lo importante no es quién obtenga la mayoría, lo importante es que le vaya bien a Veracruz y a México”, expresó.

Y añadió que la mejor forma de agradecer al pueblo “esta oportunidad de servirles”, es seguir trabajando con “empeño, honestidad y eficiencia” hasta concluir el periodo el próximo 1 de diciembre.

Yunes parafraseó el slogan que ha venido utilizando su hijo, Yunes Márquez para aceptar su derrota, pero dejó en claro que continuará intentándolo en una siguiente oportunidad político-electoral.

“La historia no termina, la historia nunca concluye, la historia no se escribe en un día y en un solo acto; hay mucho por hacer, hay mucha historia que construir en Veracruz. Que quede claro: la lucha sigue”, soltó.

Cuitláhuac, triunfo histórico

El domingo pasado, Cuitláhuac García Jiménez, gobernador electo de Veracruz para el periodo 2018-2024 recibió la constancia de mayoría que lo acredita como próximo mandatario estatal a partir del próximo 1 de diciembre.

Con más de un millón 600 mil votos obtenidos en nueve mil casillas instaladas, Cuitláhuac García se convirtió en el “candidato ganador” más votado en la historia de Veracruz.

En medio de mil simpatizantes –entre ellos varios exfuncionarios y candidatos del PRD, PAN y PRI- Cuitláhuac García arribó al Organismo Público Local Electoral (OPLE), y por primera vez se le observó vestido de traje impecable y corbata. Atrás dejó los jeans y la camisa desfajada e informal.

García Jiménez expresó que será el próximo 15 de julio cuando dirija su primer mensaje como gobernador electo, el cual hará frente a Palacio de Gobierno donde aún despacha el mandatario estatal, Miguel Ángel Yunes Linares.

“Hoy hay otro ambiente (electoral) y otras expresiones (ciudadanas), hoy no se habla de fraudes, en las calles no se habla del intento de pervertir el voto ciudadano. Hay alegría, hay esperanza, y un reconocimiento hacía nuestros órganos electorales”, dijo.

García subrayó que la alternancia que está por venir se hará en paz, con tranquilidad, con respeto:

En reciente entrevista con Proceso (número 2175 en circulación), Cuitláhuac García delineó que en sus primeros días como gobernador presentará una Ley de Austeridad que pretende ahorrar del gasto público más de 10 mil millones de pesos (el 12% del presupuesto), un plan integral de seguridad para combatir al crimen organizado y disminuir los delitos del fuero común y atención a dos flagelos de gobiernos anteriores: el esclarecimiento de los miles de desaparecidos en la entidad y una comisión de la verdad para “saber” qué paso en los asesinatos de 23 periodistas en los últimos ocho años.

Al gobernador electo se le preguntó cómo lograrlo y respondió:

“Porqué yo no soy corrupto. Pulcritud y honestidad regirán la administración. Sobre todo, la capacidad de no corromperse. Fui académico, ocupe una diputación federal, di los argumentos fuertes para oponerme a la Ley de Seguridad Interior, me opuse a la nueva Ley de Hidrocarburos, al ‘gasolinazo’, experiencia tengo”.