jueves, 22 octubre, 2020
Home / TABASCO / ‘4T significa aspirar a un futuro mejor’
Llegan a la tierra del Caballero de la Lealtad obras de drenaje, agua potable, pavimentación de calles y caminos cosecheros en beneficio de 35 mil habitantes 

‘4T significa aspirar a un futuro mejor’

Tenosique, Tabasco. La romería que se vive esta mañana en el mercado público “Manuel Bartlett Bautista” rompe la cotidianidad en esta remota ciudad, enclavada en uno de los últimos rincones de la frontera Sur. El causante del bullicio tiene nombre y apellido y este jueves a madrugado para llegar desde temprana a este punto de la geografía, a unos 220 kilómetros de la capital estatal.

 

Es jueves 10 de octubre, el reloj marca exactamente las ocho y media de la mañana y tras un traslado de alrededor de tres horas vía terrestre, el gobernador Adán Augusto López Hernández llega a su reencuentro con los habitantes de la tierra del Caballero de la Lealtad.

De camisa manga larga en color kaki, pantalón de mezclilla y botines café oscuro, el mandatario desciende de la camioneta en la que también viajan el fiscal Jaime Humberto Lastra Bastar y tres secretarios del gabinete: Luis Romeo Gurría Gurría, de Obras Públicas; Mario Llergo Latournerie, de Bienestar, y Jorge Suárez Vela, de Desarrollo Agropecuario y quien además es oriundo de la cuna de Pino Suárez.  

El furor tempranero augura una visita intensa. La demanda de un grupo de locatarios del centro de abasto delinea los temas que marcarán el rumbo de toda la gira: el drenaje, las calles, el agua potable y las crecidas causadas por las lluvias, actualmente en su etapa intensa. 

“Son problemas que ya estamos atendiendo con el Presidente Municipal”, tranquiliza Adán Augusto a los comerciantes que ante “El Colorado”, el edil Raúl Gustavo Gutiérrez Cortés, narran cómo las lluvias fuertes de anoche “inundaron” vialidades y un amplia área del mercado, aunque aceptan que el agua “subió y bajó rápido”. 

Entre los olores, sabores y colores propios del populoso lugar, sentado en una de las mesas del ‘Café Café’, un desayunadero tradicional de la sociedad tenosiquense, el Gobernador bebe a sorbos una infusión de semilla tostada, producida en Coatepec, Veracruz, considerada por excelencia la Ciudad del Café del país, mientras convive e intercambia anécdotas con personajes representativos del municipio. 

El diálogo se prolonga por espacio de una hora. Las opiniones son diversas, pero refrescantes. El ajuste de tiempo culmina entre risas, chacoteó y compromisos. Son las 09:30 horas: ‘viene lo bueno’, sentencia el mandatario, y se declara listo para cubrir una agenda compuesta por nueve localidades, más las que se añadan intempestivamente.

El periplo arranca en el Centro de Procuración de Justicia, abandonado durante más de un sexenio y que ahora cuenta con instalaciones dignas tanto para trabajadores como para usuarios. 

Desde esas instalaciones, Adán Augusto reconoce el trabajo en equipo de la Fiscalía General del Estado y adelanta que este mismo año iniciará la reconstrucción del Servicio Médico Forense (Semefo), actualmente en la infuncionalidad total. El objetivo, asegura, es dotar a Tabasco de un servicio moderno, que sirva realmente para la conservación de cuerpos y preservar evidencias para las investigaciones, además de garantizar un trato digno a las familias de las víctimas.

Con el anuncio aún resonando en el ambiente, se traslada a la colonia Luis Gómez Zepeda. Ahí, supervisa la introducción de la red de drenaje, que está a cielo abierto pero avanza a buen ritmo. La calle Guanacastle está convertida en piedra y lodo. El terreno está fangoso por las lluvias de anoche, aunque eso no es impedimento para el jefe del Ejecutivo. Sin excusas, recorre la superficie chiclosa y atiende a la gente, entre ladridos de perros y cohetes que explotan en el aire. 

“Ya no nos vamos a volver a inundar”

En su casa de tablones de madera podrida y lámina corroída, doña Armida González Cruz, de 64 años, llama la atención del exsenador de la República. Padece de hipertensión, diabetes y “quien sabe cuántas enfermedades más”, pero eso no la desanima para seguir luchando en la vida. A su manera, agradece el nuevo drenaje porque “aquí nadábamos; nos hemos ido al agua desde siempre y nadie nos había ayudado”.

A un lado de ella, doña María de los Santos Landero Vázquez, otra vecina del lugar, la secunda. Con 25 años de residencia en la casa marcada con el número 22, revela que con las crecidas que afectan a la zona “las familias han perdido ‘refris’, colchones y muebles”. Carga en brazos a su nietecita Tania, de 1 año y 2 meses de nacida, y reconoce que el nuevo drenaje “vendrá a resolver el problema y ya no nos vamos a inundar” a causa de las lluvias y el tapón que presentaba la coladera. 

Adán Augusto escucha atentamente, sonríe, hay motivos para estar satisfechos: ‘obras son amores y no buenas intenciones’. Prosigue su camino hacia la inauguración de calles pavimentadas con concreto hidráulico. En el camino, dialoga con señoras que comentan los pormenores de la mañana sentadas sobre las banquetas más altas. 

“¿Es verdad que les están arreglando las calles?” -suelta López Hernández a su paso. “Síííí”, responden en coro, aunque esto es “un lodacero”, recrimina una mujer que de inmediato es reconvenida de forma socarrona por una de sus compañeras de plática: “pero deja que estén terminadas, no vas a querer salir de la calle”. Las risas estallan. 

El reporte de Luis Romeo Gurría es categórico: el Gobierno pavimenta y el Ayuntamiento mete el drenaje en todas las calles. SOTOP, ventila, reparará en 2019 un total de 35 arterias, que implican 4.2 kilómetros de vialidades, 30 mil metros cuadrados de concreto hidráulico y 24.3 millones de pesos de inversión. De esa cifra, 15 están terminadas y 20 están en proceso. 

El regocijo es total. Para 2020, están programadas otras 50 calles más porque la meta del trienio es dejar listos casi 40 kilómetros de calles pavimentadas con concreto, promete el alcalde Raúl Gutiérrez.

La gente avala la medida en la colonia Pueblo Unido. “Después de muchos años de marginación y olvido, Adán ha traído drenaje y mejores calles que significan salud y bienestar para nuestras familias”, remarca Cristina Fuentes Pereda, delegada municipal, una idea que es replicada por José Zumárraga Correa, portavoz de los vecinos de la colonia Luis Donaldo Colosio. “Estas obras eran un anhelo desde hace más de 40 años, hoy nos permiten vivir con dignidad”, afirma. 

Mario Llergo, secretario de Bienestar, coloca en su justa dimensión los alcances de los acciones del régimen de la llamada 4T en Tenosique: “hoy somos testigos de obras que Gobierno del Estado y Ayuntamiento realizan de manera conjunta con una inversión de 52 millones de pesos, en beneficio de 35 mil habitantes de 12 colonias de Tenosique”. 

Y así, a tambor batiente, transcurre la jornada de trabajo. En la colonia La Raza, con la red de agua potable; en la colonia Roberto Madrazo, con el drenaje sanitario; en los ejidos Emiliano Zapata, Xotal y Bella Vista, con el engravado de calles y caminos cosecheros,  en tanto que en las instalaciones del 18 Batallón de Infantería con un nuevo pozo profundo. A las 15:35 horas, siete horas después, concluyen las actividades. “La Cuarta Transformación significa aspirar a un futuro mejor”, es la conclusión de los beneficiarios.