martes, 27 octubre, 2020
Home / NACIONAL / 7 pecados capitales de Olmecas Tabasco
El equipo de beisbol está por consumar una nueva temporada de fracasos, debido a fallas y errores.

7 pecados capitales de Olmecas Tabasco

Centro, Tabasco

Estamos a diez series que culmine la Temporada 2017 del beisbol de la Liga Mexicana, una campaña de gatos negros para los Olmecas de Tabasco, que están a punto de culminar su quinto sin Play Offs.

Una serie de errores en conjunto han hecho que el único club profesional en la entidad esté arrastrando el prestigio deportivo del estado.

Desde la planeación de la Pretemporada, el intenso cambio de jugadores, lesiones de peloteros, la falta de unión grupal, hasta el desinterés que tiene ya la afición por los juegos de Olmecas en el Centenario; todo esto ha provocado la fatal campaña del equipo.

Y como todo tiene su inicio y un final, que está prácticamente a un mes de culminar el 2017 para el beisbol de Liga Mexicana, Olmecas también tiene sus siete pecados capitales, que van desde la soberbia hasta la pereza.

Los 7 pecados:

LA SOBERBIA SU PRESIDENTE 
En este pecado, el Presidente Ejecutivo del Club, con sus actitudes ha provocado el malestar entre algún sector de la afición, así como también de los jugadores, además de no aceptar algunas de las fallas que se han cometido en torno a la administración del Club. Pero aún más, en momento de verdadera crisis por la que atraviesa el Club, ha preferido no dar la cara y mantenerse al margen.

LA AVARICIA LOS EXTRANJEROS 
Una verdadera danza es lo que se ha visto con los jugadores extranjeros de los que empezaron la campaña, sólo Sandy Madera es quien se mantiene activo en el roster del equipo; entonces para qué se hace una Pretemporada con jugadores que a final de cuentas no terminan ni siquiera las dos primeras semanas en el club; para este 2017 la directiva tabasqueña trajo a una gran cantidad de jugadores importados, que a la postre jugaban apenas una semana, y con la misma se iban por donde vinieron; y cuando encontraban a peloteros regulares prefirieron cambiarlos por otros que ni siquiera funcionaban al 10 por ciento de los que dejaron la organización.

LA LUJURIA LOS MÁNAGERS 
El cambio de mánagers en cualquier equipo es sinónimo de fracaso, en este caso fueron tres los timoneles que estuvieron como responsables, son procesos en el que el jugador es difícil de acoplarse, y los que entran al relevo en la conducción del equipo trabajan con lo que tienen, porque a final de cuentas el primero es quien arma el plantel conforme a sus necesidades y a su sistema que desee implementar; al momento de definir tu plan de trabajo y que se vea truncado a las pocas semanas de actividad prefieren mejor cortar a uno que a varios, es lo que le sucedió al “Ché” Reyes, la disciplina que quiso imponer no fue del agrado de varios peloteros.

LA IRA FALTA DE AGRESIVIDAD
La apatía desde el mánager en mandar jugadas, hasta la falta de compromiso de ciertos peloteros a la hora de entrar al terreno de juego y no hacer lo que se le indica, son claros ejemplos de la falta de profesionalismo que se presentaron en varios partidos, donde dejaron escapar sendas ventajas, y desde ahí empezaron a fraguar el descenso del equipo a los últimos lugares del standing de la Zona Sur, además la poca variedad de jugadas de los timoneles a la hora de la ofensiva, eso también ha provocado que el aficionado salga del estadio, molesto y con pocas ganas de regresar a los juegos.

LA GULA Y LOS TABASQUEÑOS 
Y las indicaciones del Gobernador del Estado, Arturo Núñez Jiménez, parece nunca se acataron, ya que una de las prioridades era de tabasqueñizar a los Olmecas, que en otras administraciones se quisieron hacer, pero la falta de valentía de los directivos de arriesgar y apostar por los jugadores de casa, nunca lo hicieron, a los peloteros hay que darles continuidad y confianza, como lo hizo en su momento el “Buzo” Guzmán con su hijo, que cuando él estuvo de manager, el llamado “Bucito” siempre fue titular y no porque fuera malo o bueno, sino que daba trato familiar y a los de casa, nunca le dio continuidad.

LA ENVIDIA SIN PLAN DE TRABAJO 
Parece que este barco ya está a la deriva y sin dirección, aunque hay que reconocer que el llamado Rey de los Deportes es el gran atractivo de los aficionados en el estado, pero la falta de estrategias de mercadotecnia o de promoción, provocan que el beisbol ya no sea agradable para las familias tabasqueñas, se ha llegado al grado de que los patrocinadores están pensando muy seriamente en replantear el apoyo o el patrocionio para el siguiente año, por las excesivas pérdidas económicas que han sufrido, gracias a la falta de dirección en el Club tabasqueño, incluso anunciaron con bombos y platillo a su mascota, que sólo apareció algunos partidos y cuando Chacho vino de ahí desapareció, como todo en Olmecas.

LA PEREZA ABANDONO DE LA AFICIÓN 
La noble afición tabasqueña ha abandonado al equipo Olmecas de Tabasco, quienes se han encargado de auyentarlos, por el pésimo trabajo que han tenido en este 2017, siendo último lugar de la campaña en la Zona Sur por varias semanas; pero además también a las desastrosas actuaciones en el diamante, que no son del agrado del aficionado, porque quieren ver a su equipo pelear, aunque pierdan; ya ni los equipos taquilleros llenan; es el equipo que tiene la peor asistencia a su estadio en la Liga Mexicana.