domingo, 24 mayo, 2020
Home / OPINION / ¿POR QUÉ TANTOS MUERTOS EN TABASCO?
“Si no hubiéramos aplicado el confinamiento, la infección podría haber alcanzado a 30 millones de compatriotas y costado 300 mil vidas. Posiblemente más”: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

¿POR QUÉ TANTOS MUERTOS EN TABASCO?

Por Samuel Cantón

El 15 de abril, la secretaria Silvia Roldán hizo una proyección de los probables contagios y muertes en Tabasco por el COVID-19.

Dijo entonces que “en el peor escenario”, habrían 11 mil infectados y 200 decesos.

Hoy, un mes 4 días después, la cifra de fallecidos es de 310, o sea 60 más de los previstos por ella.

Y los muertos continúan acumulándose (de domingo para lunes fueron 7, pero los días anteriores 11 en promedio).

¿Qué sucedió? ¿Eran demasiado optimistas los cálculos oficiales? ¿Fallaron los médicos?

Lo que ha estado a la vista, sin embargo, es la irresponsabilidad criminal de la gente.

Muchos no respetaron la cuarentena -va por sesentena-, salieron de sus casas sin justificación, y en la total inconciencia, hasta reuniones y fiestas hicieron.

No se les puede localizar, para castigarlos, porque tampoco hay formas legales para hacerlo, pero existiendo aun el peligro por la pandemia, no se puede tener más contemplaciones ni tolerancia.

Hasta ayer, Tabasco sumaba 2 mil 486 casos positivos y 310 decesos, y seguía como segundo lugar nacional en letalidad (10%, a decir de la secretaria Roldán).

Pero además, con datos de la Universidad Johns Hopkins, aventajaba en número de fallecidos -hasta el domingo- a tres países del Caribe, Centro y Sudamérica: Panamá, Honduras y Bolivia, que tenían 275, 142 y 169, respectivamente.

Los que sí van abajo de esa proyección son los contagios, ya que la titular estatal de Salud habló de 11 mil (llevamos, actualizado, 2 mil 486, equivalentes al 22 o 23%).

Sin embargo, en difuntos, el Edén va al alcance de Argentina, República Dominicana y Chile, que contabilizaban, en ese orden, 373, 428 y 450.

Argentina, con 45 millones de habitantes, contra Tabasco, de 2 millones 400 mil.

En infecciones es muy diferente, porque Chile iba con 43.781, Argentina 8 mil 068, República Dominicana 12 mil 314, Panamá 9 mil 606, Bolivia 4 mil 088 y Honduras 2.646 (arribita de Tabasco).

La posición del Edén es crítica.

Su sistema hospitalario da la pelea, y no está rebasado ni colapsado, pero la batalla contra el virus es a muerte y contrarreloj.

La única esperanza es que ya estemos en el pico de contagios.

De cara a la amenaza, surgen propuestas y advertencias extremas como la de Hugo López Gatell, de aislar a Tabasco del resto del país, como al principio Wuhan de China.

Implantar el Hoy no Circula ha sido dejado entrever por el gobernador, mientras el obispo Gerardo López Rojas pide “toque de queda”.

Hay que reducir a como dé lugar la movilidad, y anclar en sus casas a los chocos.

El desbordamiento de muertos “calienta”, como dijo AMLO de la desobediencia ciudadana en dos municipios de sus amores.