miércoles, 30 septiembre, 2020
Home / TABASCO / Abril deja violencia extrema en Tabasco
Asesinatos, linchados, una persona amputada de su mano e infanticidios, fueron algunos de los sucesos.

Abril deja violencia extrema en Tabasco

Centro, Tabasco

Casos de infanticidios, feminicidios, asesinato de una mujer embarazada, linchados y un amputado, hizo que abril se convirtiera en el mes más violento de lo que va de este 2018.

El Fiscal del Estado, Fernando Valenzuela Pernas, atribuyó la escalada de la delincuencia en el estado de Tabasco al problema de la economía y el desempleo.

Cuestionado por Grupo Cantón, Manuel Maglioni señaló que a parte del índice del desempleo que existe en el Estado, la falta de valores en la sociedad, son una de las causas que permite un alto índice delictivo.

El 29 de abril, fue el caso del ex rector de la Universidad Popular de la Chontalpa (UPCH), Ramón Figueroa Cantoral, que por no tener dinero en la cartera le cortaron la mano izquierda.

Estos hechos ocurrieron cuando el catedrático circulaba sobre la carretera Villahermosa-Teapa, cuando su unidad sufrió una ponchadura, lo que lo obligó a descender del vehículo y en ese momento un grupo de 4 hombres salieron de los platanares para asaltarlo.

El exrector Figueroa Cantoral “les ofreció los lentes, un celular y su reloj, (porque no traía dinero en efectivo), los asaltantes se molestan, cuando él les da la espalda, siente el impacto en la mano izquierda y ve el desprendimiento del miembro, y ellos se echan a correr”, señaló el Fiscal Fernando Valenzuela Pernas.

Actualmente, el exrector se encuentra en recuperación y estable de salud, luego de haber sido intervenido quirúrgicamente por el traumatólogo José Aguilar Romero por más de 9 horas, pero finalmente se logró.

El segundo caso de violencia extrema que se vivió en Tabasco, se trató de un linchamiento de Trinidad Cruz Hernández, de 35 años, en la ranchería “La Ceiba” de la Villa Tamulté de las Sabanas.

Los habitantes de la comunidad hartos de la delincuencia decidieron hacer justicia por propia mano y una turba desnudó, golpeó, roció de gasolina y prendió fuego al individuo al que señalaban como ladrón de motocicletas.

Los casos anteriores a éstos no han sido menores. El primero que hizo que abril se tiñera de sangre y dolor fue el asesinato de Alba Lizbeth Jiménez Chablé, de 25 años de edad, una mujer embarazada con ocho meses de gestación, ocurrido en Coralillo, Nacajuca.

El 9 de abril, Emilio Sánchez Ramírez, de 3 años, fue plagiado en el Poblado C-31 y rescatado días después sin vida. El pasado 14 de abril Andrés Antonio Aquino Jiménez, de dos años, fue asesinado por tres delincuentes.

El 22 de abril en la colonia Sabina, Centro, fue hallada estrangulada Silvia o Fibia Saldaña Ramírez, de 39 años de edad.