viernes, 25 septiembre, 2020
Home / TABASCO / Alcalde de Carmen ‘limpia’ su imagen
El edil panista Pablo Gutiérrez improvisó camiones recolectores de basura, al no liquidar el adeudo con empresa concesionaria.

Alcalde de Carmen ‘limpia’ su imagen

Redacción

 

Al no poder enfrentar el adeudo de 50 millones de pesos con la empresa recolectora de basura Promotora Ambiental (PASA), Pablo Gutiérrez Lazarus, alcalde de Ciudad del Carmen, dio banderazo de salida a un convoy de camiones para limpiar las calles, y así tranquilizar a los habitantes que llevaban varios días inconformes con la acumulación de desechos y malos olores.

 

El representante del ayuntamiento se deslinda de la deuda, pues asegura que corresponde a los dos gobiernos anteriores: “Esta administración ha pagado puntual a PASA, los cinco millones de pesos mensuales por el servicio que ha brindado durante este gobierno; el problema son los adeudos que dejaron los dos alcaldes que me antecedieron, los priistas Aracely Escalante Jasso y Enrique Iván González López”, argumentó.

Aunque existe un sector de la población que responsabiliza al panista por este problema, él insiste en que Araceli Escalante modificó el contrato original y eliminó el barrido mecánico y manual, además estableció una cuota por ruta recorrida en lugar del pago por tonelada, cambios que realizó en noviembre de 2010 “sin pasar por cabildo, de forma unilateral, ilegal y favoreciendo a la empresa”.

 

Dijo que la exalcaldesa acordó en ese entonces pagar como mínimo mensual 4 millones de pesos y, como resultado heredó un adeudo de 39 millones de pesos tan solo por este servicio.

 

Expresó que durante la administración de Iván González López –actualmente preso por peculado en perjuicio del ayuntamiento- “arbitrariamente se implantó el pago por recolección de basura, y, a pesar de ello, 12 días antes de concluir su trienio, también sin consultar al cabildo, modificó el contrato y nos dejó cuentas pendientes por 11 millones de pesos”.

 

 

 

Pleito histórico

 

Antes de concluir el mandato de Iván González López, la empresa recolectora aplicó la misma medida ante la falta de liquidez: suspendió el servicio por varios días. Era 2015, y la acumulación de toneladas de basura, provocó que los ciudadanos depositaran la basura afuera del domicilio particular del entonces presidente municipal.

 

En el caso de Gutiérrez Lazarus, dijo a medios locales que considera revocar el contrato a la concesionaria por incumplimiento, pues suspender el servicio no era la forma de reclamar el adeudo, sino mediante una demanda judicial para que sea un juez el que decida si el ayuntamiento debe o no reconocerlos, pues las modificaciones al contrato no pasaron por el cabildo para su aprobación.