sábado, 26 septiembre, 2020
Home / OPINION / Alcaldías en la Ciudad de México

Alcaldías en la Ciudad de México

Por Tere Oramas B.*

“La Constitución Política de la Ciudad de México sienta las bases del desarrollo justo y democrático de nuestra ciudad, la capital de todos los mexicanos”.
Miguel Ángel Mancera

 

La Ciudad de México –de izquierda desde que se instaló la “democracia”-, ya tiene su propia Constitución. El pasado 5 de febrero fue publicada en la Gaceta Oficial la Carta Magna de la capital del país, después de cuatro meses de discusión entre los miembros de la Asamblea Constituyente, órgano que se integró a través del voto directo (60) y a propuesta del Presidente de la República, el Jefe de Gobierno, el Senado y la Cámara de Diputados (40).
Y a pesar de que MORENA fue el único partido que no estuvo de acuerdo en las proporciones de integración, (el PRI cuya presencia electoral en la Ciudad de México es casi inexistente llevó mano con un número importante de constituyentes), le entró al debate en temas polémicos como la legalización de la eutanasia y la marihuana así como el matrimonio igualitario y la desaparición del fuero.

El documento que entrará en vigor el 17 de septiembre del 2018 –en materia electoral ya desde este año-, fue redactado por muchos personajes con amplia trayectoria política, intelectual y liderazgos sociales. Hubo de todo: Alejandro Encinas, Porfirio Muñoz Ledo, Joel Ayala, Ernesto Cordero, Gabriela Cuevas, Dolores Padierna, Enrique Jackson, César Camacho, Federico Döring, Cecilia Soto, Bernardo Batiz, Bruno Bichir, Clara Brugada, Héctor Bonilla, Damián Alcázar, Katia D’Artigues, Ifigenia Martínez, Jesús Ortega y Santiago Creel.
La Constitución consta de 76 artículos en ocho capítulos, destaca De las Demarcaciones Territoriales y sus Alcaldías, donde se plasma la desaparición de las delegaciones para crear ayuntamientos y concejos que serán electos por votación universal, libre, secreta y directa por un periodo de tres años. ¿Qué significa esto? Que los capitalinos formarán un nuevo sistema burocrático.
Con ello, advirtieron los diputados constituyentes, habrá un fortalecimiento de las finanzas y del manejo autónomo en estas demarcaciones, se descentraliza el poder público en la ciudad. Sin embargo, esto representará además de más gastos en la elección de alcaldes la creación de esquemas administrativos, donde unas cuantas personas manejarán millonarios recursos de manera discrecional.
Los alcaldes de la Ciudad de México tendrán mayores recursos, aportaciones federales y los propios de acuerdo al número de sus habitantes, el concejo-cabildo estará conformado por regidores con facultades político-administrativas. La estructura organizacional se ampliará y con ello las partidas para sueldos y prestaciones.

La lucha por obtener el mayor número de alcaldías será intensa entre los partidos políticos y esto obligará a un gran desplazamiento de dinero clandestino, la experiencia en el resto de los estados del país indica que en su mayoría gana quien más recursos “invierte” en campañas. “Vale la pena meterle todo a la presidencia municipal, lo recuperas en el primer año”, ironiza un diputado local de izquierda.
Tabasco es claro ejemplo de que las estructuras municipales son utilizadas para hacer negocios, para desviar recursos y saquear. Las leyes fiscalizadoras están diseñadas para maquillar y el recurso humano para ser vulnerado. A esto le apostó la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, a institucionalizar el robo en las delegaciones.

 

***

 

En el mes del amor viene a Tabasco AMLOVE, realizará un evento masivo el próximo domingo 19 de febrero para la firma de un pacto ciudadano para la prosperidad y renacimiento de México, en donde presentará a nuevos miembros de MORENA. El líder del PRD, Candelario Pérez Alvarado, amenazó con expulsar de su partido a quienes asistan al mítin, ¿Obedecerán? Naaaa.

 

*Licenciada en Comunicación con posgrado en Comunicación Política por la Universidad Autónoma de Barcelona, España.