viernes, 7 agosto, 2020
Home / OPINION / ALTO A LAS CIFRAS LOCAS

ALTO A LAS CIFRAS LOCAS

POR SAMUEL CANTÓN ZETINA

«Aunque nadie puede volver atrás y hacer un nuevo comienzo, cualquiera puede comenzar a partir de ahora y hacer un nuevo final»

María Robinson

Es hora de que Adán asuma el control del relato de la pandemia.

De la voz y de las versiones oficiales.

Tabasco, por el vínculo de sus habitantes con el presidente, supeditó su manejo informativo a la Federación.

Sin embargo, la conducción resultó fallida, el estado se ha visto afectado, y ahora -con 5949 contagios y 693 muertos- tiene que ir solo.

En este punto, la autoridad debe compactar y tamizar lo que difunde, para ayudar a la población a no caer en más confusiones y aceptar una verdad dolorosa: el COVID-19 va para largo.

No obstante, en el Edén es muy difícil darse a entender.

Ya aquí, al leer, alguien está pensando que la propuesta es manipular.

El rol de la secretaria Silvia Roldán como vocera original, hay que ajustarlo.

No puede continuar en medio de las cifras locas del COVID.

En ese sentido, no parece que la nueva proyección que Gatell hizo de las muertes probables: 35 mil, despeje dudas y temores.

Por el contrario, abona a la desconfianza.

Y si vinculamos el pronóstico al más reciente de fallecidos locales aventurado por Roldán: 1200, ésta será entonces -se infiere- nuestra “cuota” al acumulado nacional.

Es indispensable que los tabasqueños entendamos la situación lo más pronto posible, porque de eso dependerá nuestra adaptación a la realidad que viviremos muy probablemente hasta que haya vacuna.

También es menester poner orden en las cantidades de infectados actualizadas por la secretaria de Salud.

Comentó Roldán, en reciente entrevista, que hasta 500 mil chocos podrían contagiarse (leves, en un 80%), o que el número de casos quizá ronde esos tantos.

Cada contagio -explicó- multiplicado por ocho.

Pero no es fácil entender cómo y cuándo los positivos podrían brincar de 5949 hasta ¡medio millón!, si desde Las Mañaneras, y ella misma, nos dicen que nuestro semáforo epidemiológico podría pasar a anaranjado el 15 de junio -en tres días más-, y a amarillo en agosto.

¿Dónde cabe el optimismo de los colores con la estimación de la Universidad de Washington de que en agosto podría haber más de 2 mil muertos por COVID en Tabasco? (había dicho 700).

No se trata solamente de cálculos, de pacientes y decesos, sino de redefinir con precisión el rumbo, esclareciéndolo, a fin de que cada uno rehaga su plan de vida.

Roldán ha sido muy directa desde el inicio, y lo volvió a ser en la ocasión referida, al decir que Tabasco “está lejos” de regresar a la normalidad.

El galimatías viene de haber cedido la última palabra a Gatell y a extraños.

Aunque incomode y aburra, el primer brote aún no termina, y ya los científicos adelantan que habrá otro en otoño.

Si están en lo correcto, pasaremos a un segundo casi de inmediato.

Habrá que confinarse otra vez.

Y comenzar de nuevo lo que hicimos y creímos -como pesadilla- que pasó y  acabó.

Hasta la vacuna.

Y DE MAÑANA…

TABASCO FUE de un muerto por hora de lunes a martes (24 en 24 horas), a únicamente 4 de martes a miércoles…

***LOS ALCALDES de Nacajuca y Paraíso aprovechan el encierro: ya lograron que los diputados les aprobaran en comisiones deudas por 16 y 30 millones para “obras sociales”. Otros que quieren más dinero son Balancán, Jalpa de Méndez y Teapa. ¡Ah, nada como la política!…