viernes, 4 diciembre, 2020
Home / OPINION / Amar bien y mejor

Amar bien y mejor

Por Rosilú Estrada

Todos y todas en algún momento de nuestra vida hemos estado enamorados y nos tocó vivir todas esas sensaciones que estallan dentro de nosotros y que se producen debido a reacciones químicas y golpes de adrenalina en nuestro cerebro y se traducen en taquicardia cuando vemos a la persona que nos gusta, sensación de mariposas en el estómago, etcétera, y todo esto es muy bonito y se da en especial durante la primera etapa conocida como ENAMORAMIENTO; ¿te has puesto a pensar qué significa esta palabra?

Pues si la dividimos, ENAMORAMIENTO… realmente encontraríamos el significado: EN AMOR MIENTO y es total verdad cuando estamos en esta etapa mentimos y a veces lo hacemos de forma consciente y en otras de forma premeditada. Si no te gusta bailar, pero a tu enamorada sí, pues seguro la llevarás a bailar. Si no te gusta cocinar, pero tu galán es de buen diente, ya te veo en internet buscando las recetas más deliciosas y sofisticadas. Se puede decir que hasta cierto punto es normal, pero mentir durante la relación ni corrige tus defectos y te engañas al crear una personalidad que no eres tú.

Entremos en el tema; querer bien o amar bien va más allá de un juego de palabras. Cuando quieres bien quieres que la persona con la que tienes una relación de pareja esté bien contigo o sin ti. El verdadero amor es recíproco, es decir de ida y vuelta, desinteresado, siempre está buscando la superación en todos los sentidos ya sea como individuo y en pareja.

Creer en el buen amor, no se trata de estar siempre con el otro. En realidad, el amor tanto el que se vive con calma como el más apasionado, se basa en que uno se sienta aceptado. En consecuencia, el buen amor sería el que promueve en mayor medida que el otro sea plenamente quien es y por ello nos brinda seguridad y satisfacción, no nos critica, no nos juzga y mucho menos quiere o pretende que cambies en esencia. Pretender que la persona que amas cambie va en contra del buen amor.

Cuando le pido al otro que cambie para adaptarse a lo que yo espero de él, estoy pensando más en mí bienestar que en el suyo y esto es egoísmo; el cambio debe venir del mismo ser sin que la pareja lo obligue o lo fuerce, sobre todo si el cambio incluye dejar una actitud o situación dañina.

El buen amor no pretende ni poseer ni controlar al ser amado, por eso esas conductas patológicas donde las parejas tienen que mandarse continuamente la ubicación de donde se encuentran o tener las contraseñas de sus redes sociales, correos o teléfonos no son para nada saludables. Todos los seres humanos tenemos derecho a la individualidad y si tienes que estar revisando todo lo de tu pareja o viceversa están faltándose al respeto y mancillando su confianza.

Ama como te gustaría que te amaran.

 

Consejos rápidos para amar bien:

  • Respeten sus espacios: No hay nada más saludable que cada quien tenga su espacio de trabajo, de convivir con sus amigos y familia de forma individual y también en conjunto.
  • Respeta sus secretos y tu ten los tuyos: A veces olvidamos lo que tanto les he comentado anteriormente, tú eres un ser individual que tiene derecho a su privacidad y a guardar tus propios secretos, así como tu pareja. No tienen que contarse todo y más si hay cosas que solo lo tienen que saber Dios, tú y tu terapeuta.
  • Respeta las diferencias: Benditos Dios no somos iguales en las diferentes formas de ser aprendemos y con tolerancia y flexibilidad podemos tener una vida de pareja divertida y agradable.
  • Por favor. NO TE OLVIDES DEL SENTIDO DEL HUMOR: En 20 años de ser psicóloga te puedo decir que nada une o separa más a las parejas que el sentido del humor si lo hay y ríen juntos por tonterías, discutirán menos y la vida y los problemas cotidianos serán más fácil de sobrellevar, pero si por el contrario no existe el sentido del humor o todo el tiempo se está enojado, alguno de los dos se cansará y saldrá hullendo. De nada sirve un cuerpo hermoso y un rostro precioso si no hay manera de sobrevivir a un mal carácter.

 

Recuerda, no hay fórmulas mágicas para tener una relación de pareja maravillosa y feliz pero sí hay algunos ingredientes que te comenté, que te pueden ayudar a AMAR BIEN Y A SER BIEN AMADO.

Espero que esta columna te haya gustado. Si requieres ayuda psicológica o Coaching de vida, sabes que cuentas conmigo.

Psicóloga y Coach de vida Rosilú Estrada

www.rosiluestrada.com

Facebook @rosiluestradamx

Twitter: @RosiluEstrada

E-mail: ro.si.luestrada@gmail.com

Citas al 9933 511349 teléfono del consultorio

#PsicologíaQueSíFunciona

#CoachDeVida

#Villahermosa #Tabasco