jueves, 3 diciembre, 2020
Home / NACIONAL / Ante fracaso, Olmecas pide más presupuesto

Ante fracaso, Olmecas pide más presupuesto

La directiva de Olmecas de Tabasco prepara maletas para participar en la asamblea de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) que se realizará el 5 de diciembre, en Washington, en espera que el Congreso Local le autorice recursos por 25 mdp para el 2017.

POR LUIS ENRIQUE MARTÍNEZ

En espera de que el Congreso estatal autorice un presupuesto 2017 cercano a los 25 millones de pesos, la directiva de Olmecas de Tabasco prepara maletas para participar en la asamblea de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) que se realizará el 5 de diciembre, en Washington, cónclave en el que los dueños de los 26 clubes esperan resolver el diferendo sobre la contratación de peloteros mexicanos no nacidos en México.

Precisamente, ese fue el alimento de la rebelión del 27 de septiembre entre directivos que conmocionó las estructuras de la LMB. Durante la polémica asamblea que se llevó a cabo en la Ciudad de México, la representación de la novena local estuvo alineada al comando oficial encabezado por los dueños de Leones de Yucatán y Vaqueros de la Laguna.

Sin embargo, 35 días después, el martes 1 de noviembre, Carlos José Dagdug Nazur apareció del lado de la disidencia encabezada por los empresarios Alfredo Harp Helú y Carlos Peralta Quintero que junto con José Maiz Mier, que habían anunciado que sus equipos Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca; así como Tigres de Quintana Roo y los Sultanes de Monterrey, abandonaría la LMB, impusieron las nuevas reglas de juego.

Durante la asamblea de “conciliación” realizada en Monterrey, la disidencia informó que ya no eran cuatro equipos sino ocho los que estaban en rebeldía por el intento de modificar el reglamento de la liga que desde 2015 permite contratar peloteros mexicanos-estadunidenses sin ninguna restricción.

Luego de abandonar la reunión del 27 de septiembre, Harp Helú, Peralta Quintero y Maiz Mier, organizaron una paralela que derivó en la suma de Piratas de Campeche, Delfines de Ciudad del Carmen, Saraperos de Saltillo y Olmecas de Tabasco. En la parte oficial quedaban siete equipos: Leones de Yucatán, Toros de Tijuana, Pericos de Puebla, Acereros de Monclova, Rieleros de Aguascalientes, Vaqueros de la Laguna y Rojos del Águila de Veracruz.

La novena de Broncos de Reynosa no participó por estar en la incertidumbre administrativa pero sí Delfines de Ciudad del Carmen que en la temporada 2017 jugara como Alacranes de Durango y también Tigres de Quintana Roo que, si el gobernador Carlos Joaquín González, decide suspender el apoyo estatal, estima cambiar de sede al concluir la próxima temporada, según el dicho del empresario Peralta Quintero.

Pero bueno, según fuentes de la LMB y de acuerdos a reseñas periodísticas consultadas, en particular de la revista Proceso, el aliarse con la mayoría significó que Dagdug Nazur fuera temporalmente parte del Consejo Directivo creado por la disidencia pero desaparecido para dar paso a la reunión de diciembre en donde se espera resolver el diferendo de la contratación de jugadores mexicanos no nacidos en México.

Pagan de más a extranjeros

Por otra parte, Olmecas de Tabasco espera que el Congreso estatal apruebe el proyecto de presupuesto presentado al Ejecutivo estatal para enfrentar la temporada de verano 2017. La iniciativa de los directivos es obtener recursos hasta por 25 millones de pesos “para intentar meter al equipo a los juegos de postemporada”, según informó una fuente administrativa.

La solicitud de tal presupuesto es para que la directiva pueda contratar jugadores mexicanos-estadunidenses que, a juicio de otros directivos, “ponen en riesgo el beisbol pues se les pagan salarios exorbitantes que los equipos no pueden cubrir y, por tanto, si quieren ser competitivos deben negociar subsidios con los gobiernos estatales”.

Y al interior de la LMB y entre los 15 propietarios de los clubes, se sabe que Olmecas de Tabasco es uno de los equipos que no respeta el tope salarial. Toman como ejemplo la ocasión en la cual sus directivos, los hermanos Juan Luis y Carlos José Dagdug Nazur, pidieron permiso para pagar al ex ligamayorista venezolano Freddy García 20 mil dólares cuando el sueldo máximo autorizado para los extranjeros asciende a 8 mil dólares la primera temporada y las subsecuentes de 10 mil dólares.

En lo particular, cabe informar que un jugador en el sistema de Ligas Menores de Estados Unidos gana entre 500 y mil 500 dólares mensuales. Si juega en alguna liga independiente como la Internacional o la del Atlántico puede cobra entre 2 mil y 2 mil 500 dólares. En tanto, el tope salarial en la LMB para peloteros mexicanos es de 130 mil pesos mensuales.

olmecas-segunda

 

 

En Monterrey, la disidencia informó que ya eran ocho los equipos que estaban en rebeldía por el intento de modificar el reglamento de la liga que desde 2015 permite contratar peloteros mexicanos-estadunidenses sin restricción.

Olmecas de Tabasco espera que el Congreso estatal apruebe el proyecto de presupuesto presentado al Ejecutivo estatal para enfrentar la temporada de verano 2017, cuya iniciativa es obtener recursos hasta por 25 millones de pesos.

Al interior de la LMB y entre los 15 propietarios de los clubes, se sabe que Olmecas de Tabasco es uno de los equipos que no respeta el tope salarial al contratar jugadores mexicanos-estadunidenses.