sábado, 24 octubre, 2020
Home / TABASCO / Asociación Civil “Creemos en Tabasco” pierde credibilidad
‘Creemos Tabasco’ prometió 17 sitios con servicio gratuito de internet para abarcar el estado, sólo instalaron 10 y el de Nacajuca ya dejó de operar.

Asociación Civil “Creemos en Tabasco” pierde credibilidad

 

 

IGNACIO RÍOS

@NachoRios1

 

En un plan de crear cibercafés “gratuitos” para los 17 municipios, el proyecto de la Asociación Civil “Creemos en Tabasco” está trunco: sólo han sido instalados en diez localidades, aunque en Nacajuca fracasó. Éste último fue inaugurado y aguantó tres meses de operación.

El 2 de agosto de este año, la Asociación Civil “Creemos en Tabasco”, inauguró en Frontera, Centla, el primero de lo que dijo sería una Red de Cibercafés gratuitos en todo el estado, que proporcionaría a los jóvenes acceso a equipos de cómputo con internet de manera gratuita.

De ahí siguió la instalación en Huimanguillo; así como Cunduacán, Jalpa de Méndez, Comalcalco, Teapa, Paraíso, Tacotalpa, Cárdenas y Balancán.

El presidente de la Asociación Civil, Francisco Cuesta Castro, sostuvo en esa ocasión que el modelo sería replicado en los 17 municipios, “en cada punto contaremos con computadoras con acceso a internet y wifi gratis”, espacio colaborativo para que los jóvenes puedan trabajar, hacer tareas y compartir puntos de opinión, abundó.

En entrevista para Grilla, Francisco Cuesta Castro dijo que tienen coincidencias con personajes políticos pero es una asociación civil plenamente registrada ante Hacienda y notaría: “No realizamos campaña política alguna”.

Los café internet se crearon pensando en el hecho de que hay mucha deserción y reprobación escolar por la falta de estos espacios, agregó.

Expresó que el servicio es completamente gratuito a estudiantes, salvo el cobro por impresión, y afiliación a la Asociación Civil.

“No pagamos renta, se realizan en locales de amigos que nos los aportan y la luz eléctrica en un ciber que tiene de 6 a 7 computadoras –que llega a 400 o 500 pesos–, es absorbido por el propio dueño del lugar”, recalcó.

Creemos en Tabasco –puntualizó– además realiza actividades lúdicas como Teatro, conferencias (como la de Jaime Rodríguez) y el impulso de productores y artesanos.

 

El lado oscuro

En el campo hay diferencia: La página de la asociación civil a la que su presidente estatal redirecciona en Facebook http://www.creemosentabasco.org/NgpfZ/ expiró desde el 20 de mayo.

El Cyber Café en Nacajuca que empezó a operar el 28 de agosto del 2016, se encuentra vació. Sin una computadora. De huellas solamente se encuentra el logotipo de la agrupación “Creemos en Tabasco” y mensaje alusivos.

En la Plaza Santo Domingo de esa cabecera municipal, informan que los dos locales fueron desocupados desde hace cinco meses. Su propietaria reduce el tiempo y pondera que desde febrero. Hace tres meses dejó de funcionar.

Los locales de la plaza tienen de arrendamiento a dos mil pesos. Su propietaria dijo que ambos “fueron rentados” a menor costo, por amistad con la inquilina.

El coordinador de Reglamentos del Ayuntamiento, Giovanni Romano Cornelio indica que el ciber no solicitó permiso, ni pago derecho o impuesto alguno. Hay tolerancia de la autoridad municipal, dice.

En tanto en Jalpa de Méndez, en el barrio San Luis, el Cibercafé (sin venta de café) se ubica con seis computadoras, el pero sólo es otorgado gratuitamente a estudiantes, previa afiliación. El demás tiempo se cobra, dice el expendedor de tortillas y asiduo Antonio Martínez. Su funcionamiento sólo es de lunes a viernes, no los sábados y domingos, cuando dejan más tarea, y se otorga sólo una hora.

Y a veces, no abre todos los días, de la semana, dice un estudiante que se muestra molesto…