sábado, 24 octubre, 2020
Home / TABASCO / ATACA FUERTE AL SISTEMA RESPIRATORIO
“Cuando el coronavirus en­tra al cuerpo, el primer sitio en el que se deposita es la parte posterior de la nariz y la boca, en la estructura lla­mada faringe. A través de la faringe, el virus puede entrar a las vías respiratorias bajas, a la tráquea, los bronquios, el pulmón”.

ATACA FUERTE AL SISTEMA RESPIRATORIO

Para entender cómo el SARS-CoV-2 pone en riesgo la vida del paciente, es importante ahondar en el papel que juegan los pulmones en el manteni­miento del organismo.

“La función principal de los pulmones es permitir que el cuerpo absorba el oxígeno que está en el aire y que saquemos el desecho del cuerpo, que es el dióxido de carbono”, explicó el médico Guadalupe Mendoza.

Señaló que para cumplir esta tarea, los pulmones están llenos de unos sacos llama­dos alvéolos. Éstos funcionan como la puerta que permite la entrada del oxígeno al torrente sanguíneo.

HUÉSPED INDESEADO

“Cuando el coronavirus en­tra al cuerpo, el primer sitio en el que se deposita es la parte posterior de la nariz y la boca, en la estructura lla­mada faringe. A través de la faringe, el virus puede entrar a las vías respiratorias bajas, a la tráquea, los bronquios, el pulmón”, continúa Mendoza.

Y una vez que ingresa a este último, genera una inflama­ción que afecta a los alvéolos, impidiendo y/o dificultando el paso del oxígeno a la sangre.

El paciente intenta jalar más aire, pero aun así siente que se sofoca y se comienzan a ahogar. “Se desencadena un fenómeno de hipoxemia, o sea, disminución de la oxigenación en la sangre como respuesta a una reacción inflamatoria desproporcionada del sistema inmunológico”, explicó.