miércoles, 22 mayo, 2019
Home / GOBIERNO DE TABASCO / Boquete de 10 mmdp; desfonda Núñez a Tabasco
El nuevo secretario de Finanzas, Said Mena Oropeza, reconoce que el gobierno tiene una deuda mayor a los 6 mil millones de pesos con la banca comercial; el tamaño del boquete aún no lo sabe porque no han cuantificado los pagos faltantes y el adeudo a proveedores.

Boquete de 10 mmdp; desfonda Núñez a Tabasco

Por Ignacio Ríos
@NachoRios1

El desorden financiero que heredó Arturo Núñez Jiménez, es tal que aún no se cuantifican los pagos pendientes a trabajadores y las deudas a proveedores y contratistas. En términos conservadores, se estima que el boquete financiero conque recibe la nueva administración de gobierno a cargo de Adán Augusto López Hernández, asciende a más de 10 mil millones de pesos, cantidad superior a la heredada por el exgobernador Andrés Granier Melo al propio Núñez.

Originalmente el boquete financiero (deuda) del exgobernador Núñez Jiménez, se registró en 6 mil 834,654 millones de pesos, correspondiente al sector central, según el último informe trimestral de la Secretaría de Finanzas que el secretario del ramo, entregó al Congreso del Estado de Tabasco.

Ese pasivo se encuentra garantizado por el 24 por ciento de las participaciones federales que le corresponden anualmente al estado de Tabasco. Es decir, la cuarta parte del presupuesto general. Empero, el lunes 31 de diciembre, último día del mandato del ausente Arturo Núñez, en un actitud de honestidad y rendición de cuentas, el nuevo secretario de Planeación y Finanzas, Said Arminio Mena Oropesa reveló en exclusiva a Revista Grilla “en este momento no podemos precisar la cantidad exacta del boquete financiero dejado por el gobierno saliente, pero hemos recibido 800 millones de pesos para el pago de salarios y aguinaldos”.

El joven graduado en finanzas, ratificó que el gobierno de Tabasco mantiene con la banca comercial deuda por más de seis mil 670 millones de pesos.

Deudas al por mayor

La deuda a proveedores del sector Salud (desde 2013) es de 850 millones de pesos, afirmó el presidente Asociación de Proveedores del Gobierno de Tabasco, Alberto Falconi. Reveló que el gobierno de Tabasco les decía que entregaran notas de remisión y eso era suficiente para comprobar el servicio prestado, pero la Secretaría de Finanzas desconoce los documentos.

Falconi dijo: “Tuvimos que recurrir a una demanda federal; la demanda tiene la remisión, la factura y un acta circunstanciada que se hizo en cada hospital”.

Mientras, el rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), José Manuel Piña Gutiérrez reiteró que por gestiones con la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal, se obtuvieron 380 millones de pesos para pagar salarios y aguinaldo a trabajadores administrativos y profesores del alma mater. Estos pasivos se suman a la necesidad de cubrir 240 millones para salarios faltantes en el sector salud (vectores y trabajadores estatales); ISSET (Jubilados y pensionados); Colegio de Bachilleres de Tabasco, Conalep y Cecytes, UPGM, UPC y UPCH.

En tanto, la burocracia en pleno se resignó a la falta de pago del bono navideño, el bono de fin de sexenio y el pago de compensación en aguinaldo suprimido solamente a un mes, cuando en años anteriores se erogaban 89 días y la reintegración del ISR.

Para la presidente de la Comisión de Hacienda y Finanzas del Congreso del estado, la diputada Nelly Vargas Pérez, el gobierno de Núñez de alguna manera dejó hipotecado el arranque del gobierno del estado y esto es irresponsable.

“He insistido que todo esto fue una falta de planeación absoluta del Gobierno del estado, de indolencia, incapacidad y me atrevería a decir también de hurto en algunos casos”, dijo.

El dinero que en dos ministraciones envió el gobierno federal por convicción del presidente López Obrador, subrayó, no fue dispersado responsable y ágilmente por cubrir otros pagos y aparte tiene otros pasivos de proveedores unos que pasan de 800 y otros de mil 200 que van a endosar, por eso es que se hizo un comunicado del equipo de transición. Esto debe revisarse para la cuenta pública del próximo año…

Aún deben 2 mil 500 millones

He atendido a 12 grupos hasta hoy (31 de diciembre), dudo y pongo en tela de duda las ministraciones para el pago completo de todas las percepciones, afirmó el diputado pevemista Carlos Mario Cámara Ramos.

“Hay una demostración obvia de falta de pago, voy a creer que hay pagos hasta que los trabajadores dejen de inconformarse. Vamos a iniciar una serie de denuncias penales y laborales en contra de funcionarios que pudieron cometer latrocinios”.

– ¿A cuánto asciende el boquete sólo de fin de año?

– De lo que yo tengo registrado son unos 2 mil 500 millones de pesos; del sector salud 400, vectores 12, 11 millones de nivelación salarial de la SETAB, más de la asegunda quincena y aguinaldo de los Cecytes, Cobatab, UJAT, UPCH. Creo que hasta corto me estoy quedando, más la deuda con la banca comercial.

RECUADRO (1ª PARTE)

Deudas a corto y largo plazo

DEUDA TOTAL        6,834,654,313.81

SECTOR PÚBLICO CENTRAL

BANORTE                     1,416,308,740.82

BANAMEX                     1,319,003,666.22

BANCOMER                     953,627,212.51

BANAMEX (SJP)              360,000,000.00

SCOTIABANK-INVERLAT 628,813,559.32

Subtotal                          $4,677,753,178.87

(2ª PARTE)

OBLIGACIÓN CUPÓN CERO

BANOBRAS S.N.C. (FONREC)   1,319,430,177

BANOBRAS S.N.C. (PROFISE)      659,693,178.00

Subtotal                                        $1,979,123,354.94

(3ª PARTE)

CORTO PLAZO

INTERACCIONES                           177,777,780.00

Subtotal                                         $177,777,780.00

*Cifras preliminares/Fuente: Secretaría de Planeación y Finanzas

TABASCO SITIADO

Los automovilistas no tuvieron tregua en prácticamente la segunda quincena de diciembre. Se llegaron a contar hasta ocho bloqueos en un día por la falta de pago de salarios, aguinaldo, bonos navideños y sexenal.

Las autoridades del gobierno estatal ausentes. Promesas incumplidas que se extendieron a la Universidad Juárez de Tabasco y a bloqueos carreteros y urbanos.

Al final, el 31 de diciembre, el gobernador aún, Arturo Núñez Jiménez, tiró la toalla. Dejó los problemas en manos del gobierno que aún no asumía.

En secretario de Gobierno aún por entrar en funciones, Marcos Rosendo Medina Filigrana, fue el primero en operar de bombero sin manguera.

Fue el mismo día 31, en su primer mensaje como Gobernador de Tabasco, en que Adán Augusto López pidió un plazo de 15 días para pagar sueldos y prestaciones a empleados del Gobierno estatal.

“Decirles a los burócratas tabasqueños que están especialmente preocupados que vamos a cumplir todas y cada una de las obligaciones que tenemos con ellos, les pedimos 15 días, pero vamos a pagar sus aguinaldos, sus prestaciones, sus salarios.

“Que nos tengan confianza, somos gente de palabra y que sabe cumplirles, y claro que les vamos a cumplir a los burócratas tabasqueños”, les dijo.

Y después de la tempestad la calma…