sábado, 19 septiembre, 2020
Home / TABASCO / ‘CASTIGAN’ LAS CLASES VIRTUALES A COMERCIOS
Papelerías, zapaterías y el comercio en general, los afectados por la falta de clases presenciales.

‘CASTIGAN’ LAS CLASES VIRTUALES A COMERCIOS

Una pérdida de 300 millones de pesos se estima que dejarán las clases en línea a los comercio, principalmente a papelerías, zapaterías y tiendas de ropa y uniformes.

Lo anterior debido a que ante la falta de clases presenciales los padres no requerirán comprar útiles escolares, informes, mochi­las y otra serie de artículos para sus hijos.

En las librerías sólo se puede apreciar a los empleados, pero a ningún cliente.

De acuerdo Manuel Miran­da Hernández, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Villaher­mosa, solamente en Villahermosa la pérdida sería en 48 millones de pesos, sin embargo a nivel estado sí alcanzaría los 300 millones, que es la derrama que tuvieron el año pasado con el inicio de las clases presenciales.

Dijo que las papelerías, zapate­rías, tiendas de uniformes y otros negocios, están vendiendo el pro­ducto que les quedó antes de la declaratoria de la pandemia el 20 de marzo, y continuarán vendién­dolos hasta marzo del 2021, cuan­do se cree que el semáforo podría cambiar a color verde y regresar a clases presenciales.

En las papelerías ubicadas en los mercados, como el Pino Suárez, no se paran ni las moscas.

SIN CLIENTES

En un recorrido realizado por Grupo Cantón por papelerías, tiendas de uniformes y diversos comercios, sólo se observa al per­sonal que atiende el negocio, pero no las filas de padres de familia.

Tal es el caso de la papelería “El Escritorio”, en la avenida Cons­titución, donde se observó a tres trabajadores y a dos clientes que llegaron en un periodo de una hora. Francisco Fócil, encargado de la tienda, comentó que este año les irá peor que en otros.

“No solamente la pandemia nos afectó, ahora el que las clases sen en línea. Los padres ya no es­tán comprando útiles escolares, todavía les quedan los que tenían a principios de año antes de la pandemia. Si antes llegaban unos 30 en un día, ahorita apenas lle­gan unos diez, pero nada más a comprar lápiz o cuando mucho un cuaderno”, expresó.