jueves, 26 noviembre, 2020
Home / LA ENTREVISTA / Chico Che vive… a 28 años de su muerte
Grupos de fans tienen listos ya homenajes de recuerdo del “Hombre del overol”; artistas se organizan para crear la “Ciudad de Colores” en la populosa colonia Gaviotas, precisamente en la calle Chico Che

Chico Che vive… a 28 años de su muerte

 

Por: Luis Enrique Martínez

Este miércoles 29 de marzo de 2017, Chico Che cumple 28 años de muerto. Son 28 años de aquella noticia que conmocionó al mundo de la música tropical en México, aunque el “hombre del overol” sigue amenizando la vida de sus cientos de miles de seguidores allende las fronteras del estado y el país.
Una muestra de esa fidelidad al músico que naciera el 7 de diciembre y cuyos padres fueron Gabriel Hernández Llergo y Haydee Mandujano de Hernández, es la siguiente: vecinos de la Calle Chico Che de la colonia Las Gaviotas, iniciaron este 21 de marzo la segunda etapa del proyecto que pretende convertir el conjunto habitacional ubicado a unos metros del paso de El Duende del río Grijalva, en la “Ciudad de Colores”.


Esta etapa, dice la señora Concepción Rodríguez Garduza, viuda de José Francisco Hernández Mandujano, Chico Che, arrancó con la convocatoria en redes sociales y por diversos medios de comunicación para “llenar de arte” los seis edificios con acceso por la calle Chico Che, con la participación de artistas plásticos fieles al legado musical del artista tabasqueño.


La creación de la “Ciudad del Color” es una propuesta ciudadana, “pura iniciativa privada”, dice Harley. Es, añade su progenitora, una labor altruista como lo que hacía él: “Desinteresadamente, siempre apoyó a la gente, entre ellos a los habitantes de la colonia Las Gaviotas que, como en otros lugares, no dejan de tocar y escuchar su música. Siguen recordando a Chico Che, están pendientes de cada aniversario de su fallecimiento, de las noticias relacionadas con él y eso me hace estar agradecida con la gente”, reitera.
La biografía de Chico Che es del dominio público, pero no consigna que su funeral, además del más llorado por la población tabasqueña de todos los estratos sociales, fue tan multitudinario que sólo se compara con el registrado cuatro meses después con el del periodista y fundador del noticiario radiofónico Telereportaje, Jesús Antonio Sibilla Zurita.
“Estoy agradecida con la gente, porque son ellos, la gente, quienes lo mantienen vivo al seguir escuchando su música en sus casas”, dice la señora Concepción Rodríguez en una entrevista en la cual también participa su hijo Harley Rodríguez Hernández, no sólo secundando o profundizando en las respuestas de su progenitora sino, con su teléfono celular, exhibiendo fotografías y videos que la población sube a la nube cibernética en homenaje al inmortal Chico Che.


Con una anécdota, la señora Rodríguez Garduza responde a la pregunta sobre si las nuevas generaciones escuchan a Chico Che y responde: “Una señora me decía que cada sábado, en las reuniones de familia le dice a sus hijos que De tal a tal hora voy a escuchar a Chico Che. Y esa advertencia ya se hizo costumbre. Ahora los chamacos, me dice la señora, ya escuchan, bailan y cantan la música de Chico Che”.

Recordarán al hombre del overol

Para este miércoles como todos los años desde 1989, la familia Hernández Rodríguez (doña Concepción Rodríguez Garduza y sus hijos Harley Gabriel, Roberto Carlos y Francisco José), acudirá al panteón central de Villahermosa a rendir homenaje al esposo y padre cuya herencia espiritual es imborrable. Aunque al lugar también suelen llegar cientos de seguidores del músico, el club de fans oficial recordará el 28 aniversario luctuoso con un evento el jueves 30 de marzo.
Harley comenta que éste será el segundo año en que el club de fans de Mérida, Yucatán, viene a Villahermosa a homenajear a Chico Che junto con los diversos grupos locales que, asimismo recordarán al ídolo no sólo de Tabasco y el sureste sino de México, con un baile a las cinco de la tarde en la Ciudad Deportiva: “En Tepito, Chico Che sigue siendo ídolo”, comenta el fotógrafo Hugo Jacques al terminar la entrevista.

¡Que baile la gente!

Sabido es que Chico Che inició su carrera musical con Los Temerarios en 1966. Luego fue parte de Los Barbaros y tras un diferendo con éstos, decidió formar su grupo Chico Che y La Crisis en 1969, el conjunto con el que brilló con luz propia por más de 20 años. Tan sólo con la melodía “Quén Pompó, vendió más de un millón de copias”, recuerda su hijo.
Hasta marzo de 1989, el conjunto musical Chico Che y la Crisis, fue integrado, indistintamente, por Pedro Bolón, Nacho Cuevas, Eugenio Flores, Silvano Zetina, Pedro Díaz, Abel González, Rubén Rodríguez y Carlos Ayala, entre otros.
El día que el gobernador Leandro Rovirosa Wade junto con el presidente municipal de Centro, Pascual Bellizia Castañeda, inauguró la calle Chico Che, la señora Rodríguez Garduza también cortó el listón. Al terminar el acto, el mandatario estatal, en una esquina de la arteria, preguntó al músico: “¿Qué quieres?”
Chico Che, con sus habituales gestos para acomodarse los lentes, la abundante cabellera o jalándose las tiras del overol, respondió coloquialmente: “Chance para trabajar. Lo que quiero es que la gente baile…”, expuso, sonriente.
Y cumplió. Hizo y sigue haciendo bailar a la gente.