sábado, 19 septiembre, 2020
Home / OPINION / CHIPOTE AL PICO: 501 MUERTOS

CHIPOTE AL PICO: 501 MUERTOS

«Lo mejor es creer que pasó todo como debía…»

José Emilio Pacheco

México se puede estar yendo de bruces en su programado regreso a las actividades previsto para el lunes.

Ayer murieron en el país 501, la cifra más alta de los días del Covid-19, y la de los contagios (3455) también batió record. Hay además 716 defunciones “sospechosas”.

La escalada fuerte de decesos viene del día 20 -hace una semana-, en que el número  diario trepó a 420, y de ahí hasta el medio millar (el 1 de mayo habían 113).

Somos tercer lugar continental, con 7 mil 633 muertes y 71 mil 105 contagios, después de EEUU y Brasil, y noveno mundial.

Hugo López Gatell se equivocó cuando desde hace varios días, vio el pico, y condujo a los mexicanos a la errónea creencia de que estamos listos para la apertura.

Los planes de México se atropellan con advertencias como la de la OMS de que la primera oleada aún no ha terminado, y que el relajamiento temprano puede producir “un segundo pico inmediato” y multiplicar las infecciones más rápidamente.

Europa y el sur de Asia marchan en otro tiempo -dos semanas antes que América-, y aunque ya están de salida, no dejan de tener tropiezos, como Corea del Sur en Seúl, que en su retorno a clases tuvo 40 contagios, su mayor cifra en los últimos 49 días.

Llegó a estar en 2 casos diarios.

Lo mismo sucede con China y Singapur.

En España, hoy es el primero de 10 días de luto por sus más de 28 mil muertos, el duelo más largo desde la caída del franquismo, lo que ocurre en medio de protestas y manifestaciones públicas en contra de la mala gestión de la crisis por parte del gobierno.

Los mayores riesgos por forzar el regreso a las actividades se dan en el continente americano, epicentro mundial ya de la pandemia, donde (advierte por su parte la OPS) “no es el momento de relajar las restricciones”.

En Estados Unidos, aunque registra tres días consecutivos con menos de 700 muertes, están cerca de 100 mil decesos y rebasan un millón 600 mil contagios.

La cantidad de difuntos supera a la pronosticada por Trump: 60 mil, y a la de las bajas estadounidenses en la guerra con Vietnam: 58 mil.

Sudamérica ve cómo se revoluciona la transmisión del virus, con registros como el de Perú con ¡5700! contagios en un día y 8 mil 134 decesos, o el de Argentina, con 600 nuevos positivos en 24 horas y 484 difuntos (la corretea Tabasco, con 424), o Colombia, con 1000 casos diarios.

Chile va por ahí.

Ni se diga de Brasil, tres meses después -día 26- de su primer caso en Sao Paolo.

Latinoamérica -gracias a Dios, prácticamente sin Centroamérica y el Caribe- acumula ya 760 mil contagios y más de 40 mil muertes.

Economías de las naciones resienten gravísimos daños por el COVID, pero la búsqueda de “la nueva normalidad” no puede edificarse sobre montañas de cadáveres o muertes que pueden y deben evitarse.