martes, 22 octubre, 2019
Home / REPORTAJES / Depredan petroleras a Sánchez Magallanes; naufraga sector pesquero
Debido a la explotación de hidrocarburos en el municipio de Cárdenas, más de tres mil pescadores son afectados con la disminución de hasta 80 por ciento en su producción.

Depredan petroleras a Sánchez Magallanes; naufraga sector pesquero

Por Yair Dessalines

@ YairDessalines

 

La incursión de empresas petroleras a las costas de Tabasco, para explorar lechos marinos en busca de nuevos yacimientos ha impactado la producción pesquera y ostrícola del estado hasta en un 80 por ciento, con un panorama desalentador para los más de tres mil pescadores del municipio de Cárdenas, quienes han comenzado a emigrar en busca de otras oportunidades de empleo.

Restringen zonas productivas

En contraste con el descubrimiento –hace unas semanas– del quinto yacimiento de petróleo más grande del mundo a 60 kilómetros del Puerto de Dos Bocas, por empresas privadas beneficiadas con la reforma energética, la actividad pesquera de la región está siendo aniquilada con violaciones a los derechos humanos y el abandono de comunidades.

Desde hace 15 años, los pescadores de la Villa y Puerto Sánchez Magallanes comenzaron a sufrir el impacto de la actividad petrolera y la destrucción del litoral a consecuencia de la erosión marina, pero hoy, la problemática recrudece con el arribo de múltiples embarcaciones y plataformas internacionales que ocupan las áreas naturales de pesca, convirtiéndolas en zonas restringidas.

Sin previo aviso y a pesar de que los pescadores cuentan con permisos de Escama Marina expedido por la Sagarpa, buques de diversas compañías recorren la costa de Cárdenas, arrastrando cables de alta tensión de 10 kilómetros de longitud como parte de los trabajos de exploración, prohibiéndoles acercase a menos de 5 kilómetros por las detonaciones de aire comprimido.

Debido a la explotación de hidrocarburos en el municipio de Cárdenas, más de tres mil pescadores son afectados con la disminución de hasta 80 por ciento en su producción.

Dañan recursos

En el arrastre del cableado las transnacionales destruyen las artes de pesca (redes y palangres) con costos de hasta 70 mil pesos, sin que paguen o reparen los daños; mientras, las constantes detonaciones en el lecho marino provocan mortandad de diversas especies y ahuyentan a peces de mayor tamaño a zonas lejanas a la costa, haciendo más complicada la pesca.

Frente a la Barra de Santa Anna, Sánchez Magallanes, a dos millas de distancia, desde diciembre de 2016 la plataforma de exploración West Castor-Seadrill (Singapore 8771382) realiza operaciones como parte de la Ronda 1, acompañada de dos buques remolcadores: el Sábalo y el ECO III, zona  a la que también está prohibido acercarse a menos de 500 metros.

 

Autoridades con oídos sordos

Desesperados porque sus familias están sufriendo la escasa producción, el 6 de diciembre pasado representantes de las 90 sociedades cooperativas y permisionarios de pesca comercial, solicitaron a la Capitanía de Puerto, la Sagarpa, Sernapam, gobierno de Tabasco y a Pemex Región Marina, que los mantuvieran informados de la operación de la Plataforma West Castor, pero no hubo respuesta.

Existen documentos sellados de 2012 a la fecha, donde las cooperativas requirieron apoyo del gobierno del estado y autoridades federales para atenuar el impacto de la actividad petrolera, la contaminación y la erosión marina, demandas que no han sido atendidas y podrían derivar en un conflicto social, advirtieron representantes y gestores.

Suerte, pero de la mala

Con el nuevo yacimiento frente a las costas de Paraíso y Cárdenas, Mercedes Morales Tapia, presidente de la Cooperativa Rayados de Magallanes, adelantó que como pescadores podría irles peor, pues en la Ronda 2 instalarían ocho pozos de perforación y dos en tierra, lo que exterminaría las áreas naturales de pesca.

Por si fuera poco, de los más de 4 mil 500 millones de dólares anunciados como inversión en dicha ronda, parte de este recurso se utilizaría para acondicionar los Puertos de Frontera y Dos Bocas, sin tomar en cuenta a Sánchez Magallanes.

Detalló que están en la conformación de un grupo de trabajo para acudir ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y exigir se respeten los derechos de estas comunidades y de las cooperativas pesqueras.

En ese sentido, Fidel Loeza Santamaría, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras Acuícolas del Golfo, recordó que los pescadores de Sánchez Magallanes han sufrido fuertes problemas con la actividad petrolera, inicialmente con la red de ductos en el manto acuífero, el desmantelamiento irregular de una plataforma por parte de la empresa Oceanografía que sigue dañando sus artes de pesca y generando contaminación, así como fugas de hidrocarburo que impactan gravemente la costa y lagunas.

Aunque en ocasiones han recibido combustible de Pemex, Loeza Santamaría señaló que la propuesta de los pescadores organizados es integrar una mesa de trabajo, donde participen representantes de los tres niveles de gobierno, Pemex y empresas petroleras para encontrar soluciones al problema que enfrenta el sector pesquero de Cárdenas.

SUMERGIDOS EN EL ABANDONO

Los más de 50 mil habitantes de Villa Sánchez Magallanes y comunidades colindantes que viven de la pesca están sumergidos en la pobreza y desesperación; estos lugares alguna vez fueron considerados los más importantes proveedores de especies marinas del estado, ahora están en el abandono.

Con una infraestructura pública en ruinas, carece de servicios básicos; no hay centros de salud, y el que existía fue demolido el año pasado y hoy un solo médico atiende en un improvisado consultorio en la casa de la cultura.

No hay servicio de agua potable, las calles están destruidas, falta electrificación y mejorar los servicios de transporte público.

El puente elevadizo está a punto de colapsar, con más de 40 años de antigüedad y que hoy mantiene la amenaza de dejar incomunicadas a más de 8 comunidades del litoral cardenense.

La drogadicción ha ganado terreno entre los adolescentes y jóvenes por la falta de espacios de recreación y cultura. La secundaria técnica número 13 carece de biblioteca para que alumnos cumplan con sus actividades académicas.

Mercedes Morales Tapia, pescador y subdelegado en la villa, recordó que existe el Programa  de Apoyo a la Comunidad y el Medio Ambiente (PACMA), donde el 2% del monto de los contratos mayores a 100 millones de pesos que Pemex celebre con proveedores debe ser destinado a proyectos en favor del desarrollo comunitario y ecológico, programa del cual Sánchez Magallanes no ha visto un solo peso.

Lamentó que la Sernapam encabezada por Ricardo Fitz Mendoza, no apoye al sector, incluso tienen la sospecha que recursos económicos o en especie que pueda estar aportando Pemex por las actividades petroleras, queden en la dependencia o el ayuntamiento que preside Rafael Acosta.

🔔📽#VideoGrilla Depredan petroleras a Sánchez Magallanes; naufraga sector pesquero ⚡#TendenciaGrilla http://bit.ly/2wY2B2q

Dikirim oleh RevistaGrilla pada Senin, 14 Agustus 2017