sábado, 19 septiembre, 2020
Home / OPINION / Desplumadero: Cacique charro

Desplumadero: Cacique charro

 

 

 

Por: Remigio Arturo López

 

En la distante región de los Ríos, precisamente en la comuna de Emiliano Zapata, ocurre un hecho que pareciera estamos retrocediendo a la época de antaño donde mandaban y gobernaban los caciques de pueblo.

Resulta que el charro (por aquello que su pasión es la charrería), José Armín Marín Saury está emborrachado de poder y ya estaba preparando su nueva traición con tal de llegar al poder por el poder nuevamente en 2018.

El Presidente municipal de Emiliano Zapata durante el trienio 2013-2015 bajo las siglas del PRI, es un acaudalado empresario dueño de un consorcio de gasolineras, ranchos y otras propiedades, pero que siempre anheló obtener el poder político que finalmente lo consiguió, pero se ‘embriagó’ con el mismo.

En el proceso electoral 2015 que era la sucesión municipal hizo todo lo posible por dejar fuera de la jugada a Miguel Aurelio Cabrera Gutiérrez quien tenía todo el merecimiento de la candidatura, pero entró en componendas con el entonces dirigente estatal tricolor, Erubiel Alonso Qué, por lo que dejaron pasar a su ‘delfín’ Naim Azouri Zurita, luego que por el tema de la paridad decidieron que Emiliano Zapata era de los municipios que el PRI sustituiría candidato por mujer, por lo que entró al quite Juliana Marín Aguilera, un activo tricolor ajena a los intereses del charro Armín quien se emberrinchó y se fueron todos apoyar al Partido Verde donde también cambiaron a Naim, pero ahí si puso él como relevo a la maestra de sus confianzas María del Pilar Ríos López.

Como esa comuna de la región de los ríos es de las más chicas en geografía y población, fácil le resultó a Armín como alcalde, meterle billetes y balazos como es su estilo, para hacer ganar a la ‘juanita’ que él manejaría a su antojo. Y en efecto, ya en el ejercicio del poder, la alcaldesa para el trienio 2016-2016 no mueve un dedo en el Ayuntamiento sin que lo autorice su mentor político, Armín Marín quien puso a los funcionarios, la mayoría de los que estuvieron con él en su administración y es quien toma las decisiones.

Pero ya convertido en todo un cacique, Armín va por más, pues no obstante a que ajustará seis años en el ejercicio del poder, quiere otros tres años más. Ya suscribió una alianza política con la dirigencia estatal del PRD, para que en 2018 apuntalen como candidata a su esposa Yolanda Santillán Figueroa, o bien el cacique zapatense Armín Marín sea abanderado a la diputación federal, aprovechando que los partidos políticos por el tema de la equidad de género deben postular el 50 por ciento de candidatas mujeres, y siendo realistas, existe un déficit de cuadros femeniles no solo en el PRD, sino en el resto de los partidos políticos. ¿Se lo irán a permitir los zapatenses en 2018 que Armín siendo el amo y señor de ese pueblo?.

Cuentan entre pasillos del Ayuntamiento que la maestra Pilar Ríos está harta que la manejen como títere, y ha pensado hasta en tirar la toalla o revelársele a su padrino político, pero por temor a que vaya a atentar contra su persona como lo ha hecho con sus enemigos políticos, no le queda otra más que aguantar.

 

*Comunicador con 22 años en medios, Director de Cámara de la Chontalpa y colaborador en Tabasco HOY.