jueves, 3 diciembre, 2020
Home / NACIONAL / Deuda de Pemex se triplicó en 7 años

Deuda de Pemex se triplicó en 7 años

nota-2

Ciudad de México.- En los últimos siete años la deuda consolidada de Petróleos Mexicanos (Pemex) creció en 187 por ciento, pues en 2009 era de 625 mil 100 millones de pesos y actualmente su nivel de endeudamiento llegó a un billón 797 mil 800 millones de pesos.

La empresa productiva del Estado también informó al Senado de la República que el costo financiero de su endeudamiento fue de 40 mil 800 millones de pesos.

Con base en las nuevas disposiciones generadas por la Reforma Energética, Pemex entregó al Senado el informe, de acuerdo con el artículo 108 de la Ley de Petróleos Mexicanos, sobre el Uso de Endeudamiento de ese organismo y sus Empresas Productivas Subsidiarias, correspondiente al primer semestre de este año.

“Al cierre del primer semestre de 2016, el saldo de la deuda consolidada de Pemex fue de 1,797.8 miles de millones de pesos (un billón 797 mil 800 millones de pesos), mientras que el costo financiero para el primer semestre de 2016 fue de 40.8 mil millones de pesos.

“Para el cierre de 2016 el saldo de la deuda se estima en 1,714.9 miles de millones de pesos (un billón 714 mil 900 millones de pesos) con un costo financiero de 69 mil millones de pesos, lo que resultaría en 4.02 por ciento del saldo total de la deuda representando un indicador de costo promedio anual esperado del financiamiento en el 2016”, detalló la empresa en el reporte a los legisladores.

Petróleos Mexicanos también explica al Senado que del total de la deuda, 75 por ciento está contratada a tasa fija, lo que mitiga el impacto de la volatilidad en el portafolio de deuda, ante un escenario de movimientos en la curva de rendimientos.

Además, del total de la deuda, 19 por ciento está contratada en moneda nacional, lo que representa una oportunidad para privilegiar el desarrollo del mercado interno en la estrategia de colocación de bonos, agregó la petrolera.

Respecto del perfil de riesgos de la deuda, Petróleos Mexicanos precisó a los legisladores federales que “con el fin de favorecer esta estructura de flujos, la mayor parte de la deuda de Pemex se emite en dólares o convertida en dólares a través de Instrumentos Financieros Derivados (IFD) de tipo swap, por lo que dichas emisiones no están expuestas al riesgo de tipo de cambio. El resto de la deuda se encuentra denominada en pesos o en Unidades de Inversión (UDIs), y en el caso de deuda denominada en UDIs, la mayor parte se ha convertido a pesos a través de IFD, con el fin de eliminar la exposición al riesgo inflacionario”.