miércoles, 30 septiembre, 2020
Home / NACIONAL / ‘Dichos de Emilio L valen lo que su prestigio: nada’
El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, asegura que acusaciones en su contra son de tema político y no legal; aval a Reforma Energética fue por convicción, afirma

‘Dichos de Emilio L valen lo que su prestigio: nada’

CIUDAD DE MÉXICO

Luego de que el ex director de Pemex, Emilio “L”, lo involucrara en presuntos actos de corrupción para aprobar la Reforma Energética en el gobierno pasado, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, rechazó los señalamientos y afirmó que los dichos del ahora detenido “valen lo que su prestigio: nada”.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Querétaro, el mandatario estatal calificó como “infamias” la acusación del exfuncionario que lo involucra en presuntos actos de corrupción al recibir sobornos, junto con otros seis exsenadores, para la aprobación de la Reforma Energética.

“No tengo nada qué temer ni de qué avergonzarme ni nada qué ocultar. Los dichos son una infamia, porque nadie puede comprar lo que ya tiene, desde que fui diputado federal, con respeto apoyé la Reforma Energética en 2008, la seguí apoyando como Senador”, expresó.

Comentó que confió en que dicha reforma iba a ser benéfica para el país y por ello, por convicción, votó a favor de ésta y planteó 807 reservas y modificaciones, removió el control del Consejo de Administración de Pemex, así como cinco asientos que tenía el sindicato petrolero.

Domínguez Servién destacó que incluso fue amenazado tras quitar poder al Consejo de Administración de la petrolera, la cual aprueba contratos, obras y proveedores, pues ello, afirmó, incomodó al gobierno pasado.

“Siempre he tenido convicción de que la reforma era benéfica para el país, por lo que mi trabajo fue dar el mejor marco legal, no su implementación ni su operación. No había necesidad de darme dinero por un voto que ya se tenía por convicción”, aseveró.

Consideró que los señalamientos de Emilio “L” en su contra por presuntos actos de corrupción son ataques políticos y no legales.

“Siempre he dado la cara y hoy no será la excepción. Los gobernadores tenemos la obligación de enfrentar los hechos y más cuando se tratan de calumnias, infamias, ataques centrados en política”, comentó el gobernador al asegurar que éste sería su único posicionamiento respecto a este tema.