jueves, 1 octubre, 2020
Home / EDITORIAL / Distribución partidista de Ayuntamientos en México.

Distribución partidista de Ayuntamientos en México.

Por Uldárico Canto Taracena*

 

2,462 Municipios es la división política en México, considerando a Puerto Morelos, creado en noviembre del 2015, en el estado de Quintana Roo. Este año tendrá su primera elección constitucional.

 

Oaxaca tiene 570 ayuntamientos, 217 Puebla, 212 Veracruz, entre los estados que aglutinan más municipalidades. Lo contrario son las Bajas Californias que siguen teniendo 5 municipios y Colima 10.

 

Tenemos que de todos ellos, 2,044 eligen a sus autoridades mediante el sufragio efectivo y directo mientras que, 419 lo hacen por usos y costumbres. Esto último se da en Oaxaca en 418 municipios y en Michoacán en una municipalidad.

 

La disputa político electoral ha traído consigo la normalidad de los tiempos actuales: hay coaliciones, candidaturas comunes, candidaturas independientes, políticos que cambian de partidos, unos logran ganar otros pierden y peor aún, quienes cambian de partido y obtienen victoria terminan gobernando bajo confusión ideológica y peleados con los partidos políticos en general.

 

Del cien por ciento de los ayuntamientos electos en este país, en los estados de Chiapas y Oaxaca se nombraron 3 consejos municipales definitivamente al anularse sus respectivas elecciones y no haber garantías de elecciones extraordinarias. O sea, de las últimas elecciones constitucionales ordinarias, que fueron en el 2015, resta definir el caso de Centro, Tabasco que aun siendo ganada por el PRD en coalición, sigue en los tribunales la determinación fehaciente de su futuro político.

 

En término general, el Partido Revolucionario Institucional gobierna el 47.9 por ciento de los ayuntamientos, el Partido Acción nacional el 21.3 por ciento, el PRD 13.6 por ciento, le sigue el Partido Movimiento Ciudadano con el 4.4 por ciento, el Partido Verde Ecologista con el 3.8 por ciento, gobernanza de partidos locales el 3.1 por ciento, los demás se pierden en porcentajes bajos. Todo esto en suma de coaliciones logradas por los diferentes partidos políticos.

 

En términos absolutos señalamos que, en su poder, tiene 978 ayuntamientos el PRI, 435 el PAN, 277 el PRD, 89 MC, 78 el PVEM, 63 los partidos locales, 59 el PT, 37 PNA, 14 Morena, 4 los independientes, 4 el PES y 2 el PH.

Sin embargo, el PAN obtiene 364 ayuntamientos solo y 71 con alianzas políticas, el PRI 276 solo y 702 mediante alianzas, el PRD 144 solo y 133 con alianzas, entre los demás partidos políticos que cuentan con alcaldías ganadas. Para el PRI cada vez las alianzas políticas constituyen su fortaleza electoral contrario a años anteriores que solamente lo hacían sus competidores para sacarlo del poder, hoy el PRI lo exalta como sinónimo precisamente de evitar pérdida del poder.

 

De los datos señalados es importante precisar, el partido Morena, Encuentro Social y Partido Humanista tuvieron elecciones locales en prácticamente la mitad del país en el 2015, para el caso del Partido Humanista ya no tendrá opciones de incrementar gobernanza en municipio alguno este año, al perder su registro como partido político el mismo período de su debut. Se espera que, de estos 3 nuevos partidos políticos solamente sea Morena quien pueda crecer electoralmente este año y, dependiendo solamente del futuro de López Obrador en la elección presidencial del 2018, su no desaparición.

 

La importancia de gobernar más municipios pudiera ser opción de los partidos políticos nacionales para que en el 2018 abonen electoralmente a su candidato presidencial. Considerando que la Presidencia de la República es la madre principal de la batalla en México. Amén que los gobernadores son igual importantes bastiones políticos para contribuir electoralmente con su candidato presidencial.

 

Por ello, las elecciones de este 2016 son fundamentales en ganar alcaldías, por lo menos, para el partido Morena de López Obrador, porque de lo contrario quedaría expuesto a que en el 2018 reciba un revés por tercera ocasión y con ello destronaría las expectativas de crecimiento de Morena para futuras generaciones políticas

 

*Sociólogo. Maestría en Administración. Doctorado en Alta Dirección.