martes, 27 octubre, 2020
Home / TABASCO / El debate pro-asesinato

El debate pro-asesinato

POR IGNACIO RÍOS

La legislación vigente únicamente considera la “legítima defensa” cuando se “cause un daño” a un agresor, cuando se realice en defensa de bienes jurídicos propios o ajenos.

No obstante, este ordenamiento no prevé el supuesto en que el ofendido pueda en “legítima defensa” infringir lesiones o incluso privar de la vida a cualquier persona que de manera violenta o en circunstancias que revelen la posibilidad de una agresión, trate de penetrar o penetre sin derecho a su hogar o sus dependencias, a los de su familia o los de cualquier otra persona que tenga el mismo deber de defender (Considerando de la propuesta de Solange).

SEDENA VENDE ARMAS

De acuerdo a información consultada, el ciudadano que tenga documentación en regla y presente una carta de no antecedentes penales puede adquirir una pistola para uso de protección de domicilio en la Dirección de Comercialización de Armas y Municiones (DCAM) de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Después de un trámite que dura varias semanas, la persona tiene acceso a pistolas o rifles calibre 22, 25, 32 y 380, además del permiso para uso en defensa propia, con la salvedad de que el arma debe permanecer en el domicilio.

Ahí se pueden adquirir pistolas tipo Beretta 380 o Glock 25, las cuales, de acuerdo con los conocedores de armas, son equivalentes a las cotizadas de 9 mm.

PRECIOS

EN EL MERCADO LIBRE

Glock 25, cerca de 12 mil pesos

Beretta 84FS 14 mil 300 pesos

*Ambas calibre 380, similar a 9 mm

NORMATIVIDAD EN MEXICO

LEY FEDERAL DE ARMAS DE FUEGO Y EXPLOSIVOS

 

“ARTÍCULO 9º Pueden poseerse o portarse, en los términos y con las limitaciones establecidas por esta Ley, armas de las características siguientes:

I.- Pistolas de funcionamiento semi-automático de calibre no superior al .380″ (9 mm.), quedando exceptuadas las pistolas calibres .38″ Super y .38″ Comando, y también en calibres 9 mm., las Mausser, Luger, Parabellum y Comando, así como los modelos similares del mismo calibre de las exceptuadas, de otras marcas.

II.- Revólveres en calibres no superiores al .38″ Especial, quedando exceptuado el calibre .357″ Magnum.

Los ejidatarios, comuneros y jornaleros del campo, fuera de las zonas urbanas, podrán poseer y portar con la sola manifestación, un arma de las ya mencionadas, o un rifle de calibre .22″, o una escopeta de cualquier calibre, excepto de las de cañón de longitud inferior a 635 mm. (25″), y las de calibre superior al 12 (.729″ ó 18.5 mm.).

III.- Las que menciona el artículo 10 de esta Ley.

IV.- Las que integren colecciones de armas, en los términos de los artículos 21 y 22”.