Home / NACIONAL / “El gobierno se ha hecho pendejo, pero el crimen de mi hermano no quedará impune”: Julio César Chávez

“El gobierno se ha hecho pendejo, pero el crimen de mi hermano no quedará impune”: Julio César Chávez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El afamado boxeador Julio César Chávez aseguró que el homicidio de su hermano y también púgil, Rafael El Borrego Chávez, “no va a quedar impune, se los juro” y aprovechó para denunciar que en Tijuana ha recibido amenazas de secuestro y que, a pesar de que lo denunció a las autoridades, no ha recibido ningún apoyo.

A dos días de que su familiar fue baleado, presuntamente a consecuencia de un asalto en su casa de Culiacán, Sinaloa, acusó que la inseguridad no solo se reduce a Culiacán, sino que la padece todo el país.

La muerte del Borrego Chávez ocurrió la noche del domingo. “Lo único que sabemos es que eran tres muchachos, dos entraron y uno se quedó afuera. Le pedían el dinero. En ese momento mi hermano les dio lo que traía, mi hermano no traía más y le dieron los balazos”, contó el excampeón mexicano a medios locales de comunicación.

Agregó: “No sabemos quiénes son, pero vamos a dar con ellos… Tenemos pistas. Está todo muy avanzado. Esto no va a quedar impune, desafortunadamente se ha venido una inseguridad en Culiacán y en todas partes. Debemos unirnos todos los mexicanos para denunciar, para apoyarnos unos a los otros. Parece que no hay gobierno”, dijo.

El exboxeador reconoció: “Yo tengo amigos de toda clase de personas, ustedes lo saben, siempre lo he dicho. Y ahora se suscita este acontecimiento que nos parte toda la madre. Mi hermano no se murió de las drogas, no se murió cuando andaba en su adicción (…) y ahora, recuperado, ayudando a muchísima gente… y ahora un pinche pendejo quitarle la vida nomás porque sí”.

La prensa le preguntó si tras el homicidio había recibido apoyo gubernamental, a lo que respondió: “No he recibido ninguna llamada del gobierno… Se han hecho pendejos también, yo creo. No se lo que está pasando”.

Amenaza de secuestro

Respecto a la denuncia pública sobre las amenazas de secuestro que ha recibido, Julio César Chávez dijo: “Estoy muy enojado. Yo recibí una amenaza, no de muerte, pero sí de secuestro. Le he pedido a las autoridades de allá de Tijuana que me den apoyo y se han hecho pendejos. No se qué es lo que están esperando, la verdad”.

Según explicó, “me comunicaron del FBI, de Estados Unidos, que querían secuestrarme, que querían secuestrar a mi hija también. Y yo le informé al gobierno de Baja California, al señor Vega (Francisco Vega de Lamadrid), al director de la policía. Todos se han hecho pendejos. Y las cosas pasan una sola vez en la vida. Yo creo que están esperando que me pase algo y ya para qué”.

Aseguró que el autor de las amenazas “es un secuestrador que estuvo en la cárcel y las autoridades lo dejaron libre. Ahora anda matando, robando, secuestrando gente. El FBI lo tiene bien identificado. Gracias a ellos me pudieron informar. Yo traigo seguridad por mi propia cuenta porque en Tijuana no me quisieron dar seguridad”.