Home / TABASCO / Elefantes blancos, hospitales en Chiapas

Elefantes blancos, hospitales en Chiapas

Redacción / Agencias

@ Revista_Grilla

 

Bellas estampas como el Cañón del Sumidero, Palenque, Bonampak, las cascadas de Aguazul o San Cristóbal de las Casas son algunos escenarios de Chiapas, entidad que ocupa el sexto lugar en población con más de cinco millones de habitantes, según el censo 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Para cubrir las necesidades de un estado que también ocupa los primeros lugares en pobreza, desde 2010 el gobierno federal ha transferido al menos mil 607 millones de pesos para la construcción, remodelación y equipamiento de hospitales y centros de salud, que sólo han servido para registro en redes sociales del secretario de salud federal, José Narro Robles y el gobernador Manuel Velasco, a quien le recriminan el desabasto de medicamentos, material de curación y la falta de personal médico.

Al inaugurar el hospital de Yajalón el 11 de mayo, Velasco anunció que es uno de los 32 que estarán en funcionamiento en este año, sin embargo, una vez culminada la gira de las autoridades por la región norte del estado, el hospital cerró, los aparatos desaparecieron y los médicos se esfumaron.

Una historia sin fin

Francisco Ortega, secretario de salud de Chiapas, argumenta que ningún hospital abre de un día para otro, al reconocer que permanece cerrado tras el corte de listón, puesto que falta concluir varias etapas. Advirtió que será hasta el 18 de julio cuando funcione al 100 por ciento, que son, además de Yajalón, 31 hospitales y clínicas las que no dan servicio; mismos que Manuel Velasco heredó de Juan Sabines, anterior gobernador y siguen sin operar, después de cuatro años y medio de gestión.

Así que en Chiapas es hábito construir clínicas y hospitales para actos protocolarios y dejarlas al abandono. Aunque se ha destinado presupuesto y aparentemente ya fue invertido –y las obras inauguradas-, lo cierto es que los pobladores deben trasladarse a San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez o Villahermosa en Tabasco para encontrar a un especialista.

Ortega aseguró que se requieren 627 millones de pesos para terminar las obras y comprar el equipo para que comiencen a funcionar los nosocomios; además de 350 millones de pesos anuales para el pago de personal.