miércoles, 28 octubre, 2020
Home / NACIONAL / Fiscalía de Puebla filtra identidad de huachicoleros vinculados a matanza de Huehuetlán

Fiscalía de Puebla filtra identidad de huachicoleros vinculados a matanza de Huehuetlán

PUEBLA, Pue., (apro).- Fuentes de la Fiscalía General (FG) del estado pusieron en circulación de manera extraoficial los rostros de cinco presuntos involucrados en la ejecución de pobladores de Huehuetlán, el Grande, ocurrida el pasado 2 de julio.

De acuerdo con el periódico digital e-Consulta, además del rostro de Pedro Martínez Gómez, El Cuije, líder de la banda criminal dedicada al robo de combustible, también se dieron a conocer las identidades de Noé M. G. y José M.G., familiares del primero, así como Taurino y Emmanuel R.V., quienes serían hermanos e igual estarían al servicio del Cuije.

El mismo medio señaló que la semana pasada las autoridades estatales ubicaron a los integrantes de la banda, que además estaría ligada a asaltos, extorsiones y otros asesinatos cometidos en la región de Huehuetlán, a través de cámaras de vigilancia de la plaza comercial Outlet que se ubica en la autopista Puebla-México.

Aunque en un principio se informó que la banda del Cuije había atacado a los pobladores de Huehuetlán para cobrar “derecho de piso”, el Fiscal General del estado, Víctor Carrancá, aseguró que las primeras investigaciones apuntan a que la muerte de nueve habitantes derivó de una rencilla con un enemigo de El Cuije.

Según esta versión, ocho de las personas asesinadas participaron en ocultar a un contrincante de Martínez Gómez, el cual hasta ahora está en calidad de desaparecido.

Carrancá señaló que tanto las tres personas ejecutadas en el pueblo, como los otros cinco que aparecieron calcinados horas después, se derivó de una persecución que El Cuije hizo en contra de uno de sus enemigos, que ha sido identificado como Antonio “N”.

La novena víctima de la masacre fue el comandante de la Policía Municipal, quien presuntamente fue asesinado por un habitante de Huehuetlán que hizo reclamos a las autoridades por no haber actuado durante el ataque cometido por la banda del Cuije.