jueves, 24 septiembre, 2020
Home / NACIONAL / Frena Pemex pérdidas en 58%, pero hila cuatro años sin recuperarse

Frena Pemex pérdidas en 58%, pero hila cuatro años sin recuperarse

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por cuarto año consecutivo Petróleos Mexicanos (Pemex) registró pérdidas, sin embargo, redujo su déficit en un 58% respecto de 2015.

Al presentar su Información Financiera correspondiente al último trimestre de 2016, la llamada “empresa productiva del Estado” resaltó que en el año pasado mejoró su resultado neto anual en más de 400 mil millones de pesos, una reducción de las pérdidas equivalente a 58% en comparación a 2015.

Lo anterior, sostuvo, fue resultado de mayor eficiencia operativa, disminución en los costos y recuperación de los precios de los hidrocarburos.

La empresa dirigida por José Antonio González Anaya destacó que revirtió su pérdida operativa, al pasar de un resultado negativo de 154 mil millones de pesos en 2015 a un rendimiento de 364 mil millones el año pasado, lo que significó una mejora de 518 mil millones de pesos.

Los números de Pemex se vieron beneficiados por la recuperación de los precios internacionales del petróleo, ya que mientras en el cuarto trimestre de 2015 el precio de la mezcla mexicana de crudo estaba en 33.53 dólares, en 2016 se ofertó en 40.95 dólares por barril.

Además, por primera vez en cinco años se alcanzó y superó la meta establecida en 2 millones 130 mil de barriles diarios de petróleo, ubicándose en 2 millones 154 mil bdp.

Sin embargo, Pemex pronosticó que la producción caerá a 1.925 millones de barriles diarios este año, lo que sería el nivel más bajo desde 1980.

Lo anterior ocurrirá por la declinación natural de los campos Chuhuk, Chuc, Ixtal y Onel del activo Abkatún-PolChuc de la región marina suroeste, así como de Tsimín del activo litoral de Tabasco, y Artesa del campo Macuspana-Muspac, ambos de la región sur.

Juan Pablo Newman, director corporativo de Finanzas de Pemex, explicó en conferencia con inversionistas que buena parte de los mejores de los resultados vino de un ajuste severo al presupuesto y un control más estricto en los gastos, así como ventas con precios más estables del barril de crudo.