jueves, 22 octubre, 2020
Home / TABASCO / FUNERARIAS ‘SACAN JUGO’ A COVID-19
A pesar de que hasta ayer sumaban mil 624 muertos, los precios funerarios no bajan ni por solidaridad.

FUNERARIAS ‘SACAN JUGO’ A COVID-19

En Tabasco las muertes por co­vid-19 van a la alza y a pesar de la crisis financiera por la emergen­cia sanitaria, los precios de los ser­vicios funerarios no bajan, ni por solidaridad con los deudos, que dependiendo del lugar y el servi­cio, deben pagar entre ocho mil y hasta 145 mil 950 pesos.

Hasta ayer 20 de julio, la Secre­taría de Salud reportó un total de mil 624 decesos a causa del coro­navirus, padecimiento que, por su alto nivel de contagio, ha obligado a las funerarias a modificar sus me­didas para el tratamiento de los ca­dáveres, encareciendo el servicio.

Miguel de la Cruz, encarga­do de ‘Funerales Bautista’, expli­có que un servicio normal, tiene un costo mínimo de 8 mil pesos, con un ataúd económico de 5 mil 650 pesos, costo que podría aumentar dependiendo del tipo de ataúd o si se requiere cremación, donde el tipo de urna también influye en el costo.

Por su parte, un servicio tipo Covid-19 con los aditamentos y es­pecificaciones de la Secretaría de Salud, llega a costar mínimamen­te 24 mil pesos si se incluye cre­mación y dependiendo del tipo de urna puede aumentar todavía más.

PARTICULARES

En otros sitios como el Recinto Memorial, ya contando con un lote propio, el servicio completo para inhumación que incluye, el ataúd, el traslado y manejo del cuerpo, el personal y equipo nece­sario y los trámites de defunción ante las autoridades municipales al 100%, tiene un costo aproxima­do de 27 mil 665 pesos, mientras que el costo de la cremación es de 23 mil 305 pesos.

No obstante, si no se cuenta con un lote, un servicio de ‘Ne­cesidad inmediata’ incluye un lo­te por $80,500 pesos, bóveda por $59,000, inhumación y lápida por $5,500, mantenimiento por $900, resultando un costo total de 145 mil 950 pesos.

Cabe señalar que son pocas las funerarias que tienen equipo pro­pio para cremación de cadáveres, por lo que la mayoría subcontrata los servicios del Recinto Memorial o del ISSET, que también cuenta con su propio crematorio.

En el caso del ISSET, de acuer­do a su página de internet, la inci­neración para derechohabientes tiene un costo de ocho mil 226 pe­sos con 66 centavos, mientras que para el público en general, es de ocho mil 740 pesos con 99 centa­vos, y para funerarias particulares, nueve mil 255 pesos.