jueves, 24 septiembre, 2020
Home / TABASCO / Granier “¡libre!”… y mártir. Núñez huyó de Tabasco

Granier “¡libre!”… y mártir. Núñez huyó de Tabasco

Por Ignacio Ríos
@NachoRios1

¡Los muertos que vos matáis…gozan de cabal salud!

Con dos fallos judiciales a su favor, uno federal y otro local, Andrés Granier Melo para una parte de los tabasqueños y por el enconó contra el gobierno que le encauzó “el delito”, tácitamente es un mártir, un “preso político” por una vendetta partidista-priista y una traición (de Arturo Núñez Jiménez) quien al obtener el poder, simuló castigo para él con denostarle y utilizar durante los primeros 4 años el aparente saqueó del exgobernante ante su incapacidad administrativa y su falta de “visión” para gobernar.

Del primer falló surgió una de muchas hipótesis…  Sí, Granier Melo, el 7 de enero en que se notificó el cambio de reclusión del exmandatario a “seguridad domiciliaria”, estuviese en el CRESET, una vez que concluyeran los demás trámites (previo plazo de tres días al Ministerio Público Federal para su apelación, que no se dio), hubiese salido en hombros.

Pero ese hombre, de canas, arrugas en la frente, porte de caballero, delgado, ya abuelo, y una sonrisa que nunca pierde, sólo recibió una esperanza más:  Una esperanza que se prolongó solamente siete días (cinco hábiles) más, para que una juez de Tabasco, le ratificara que por el “delito de peculado” que por instrumentación del gobierno nuñista se le dictó sentencia de diez años, que le heredó “su compadre Arturo Núñez”.

Se le provee la transcurra en su domicilio, en cerrada de Cerro de la Miel, colonia Romero de Terreros Pedregal de San Francisco, delegación de Coyoacán, en la Ciudad de México; curiosamente vecino de Arturo Núñez, quien vive en el mismo fraccionamiento.

Es una sentencia que llevará toda su vida en la conciencia, quien, al término de su gobierno, salió peor que el político judicializado. Ambos fallos le conceden el cumplimiento de su “seguridad domiciliaria” en la Capital del país, donde podrá ahora ya si disfrutar a los suyos.

No hay mal que dure 100 años

El 6 de enero de 2018, un selecto grupo de editorialista fue notificado de una diligencia judicial en el juzgado Tercero de Distrito (Federal) en base al proceso judicial 63/2013-VIII (Revisión de Medida cautelar), sito en la colonia Gaviotas.

Grilla, ante tantos fake news, consultó: Su abogado local Miguel Ángel Romero Pérez, y su siempre y leal, amigo, secretario y defensor social, Santos del Campo García, confirmaron: Sí, está confirmada la audiencia. Pero no hagan bulla. No va a estar el químico. Es falso.

Ese día, aunque no se quisiera y pudiera evitar, la asistencia fue nutrida…Hubieron consignas y…mentadas:

¡Libertad a Granier! ¡Estamos contigo! Han pasado cinco años y ocho meses y la versión de la asistencia personal del ex gobernador de Tabasco (recluido en el penal de Tepepan) “a un careo”, hace salir con pancartas a decenas de seguidores para lanzar consignas a su favor y muestra de repudió en contra del exgobernador “en el autoexilio” Arturo Núñez; con consignas y gritos “desde la calle”, frente a un Juzgado Federal “blindado”.

El Químico le recordaron, entre arengas, su paso a la historia, amén de los espectaculares noticiosos, como “un buen hombre”. Pese a que también se deslumbró. No fue santo. Pero sí muchos, miles aun le agradecen tanto sus obras, como su apoyo en la gran inundación del 2007 y su mano benefactora.

Hoy a cinco años y ocho meses de reclusión y el pésimo gobierno de su sucesor, el exgobernador de Tabasco, Andrés Rafael Granier Melo, surge como un mártir con vida y algunos ven en él “aún” esperanza y posiblemente una oportunidad más. Si el pueblo lo manda.

Al término de su mandato, se hizo pública su vida de despilfarro. Pero también y más, su benevolencia, sensibilidad y trato cordial y humano, que lo distinguió y protegió de todo, incluso del desprestigió que durante seis años fomento su sucesor, su candidato, su compadre.

A Granier le distinguió de Núñez, su palabra, su compromiso y la aceptación de sus yerros:  Si es cierto lo dije un poco alegre: tengo 400 pares de zapatos, mil camisas, 400 pantalones y 300 trajes.  En aquella ocasión se trató del audio del mandatario presumiendo “su clóset” en estado inconveniente…

Pero en el caso de Núñez, de sus acusaciones de que la deuda heredada por Andrés Rafael Granier Melo ascendía a los 23 mil millones de pesos, primero no se lo comprobaron y segundo, no lo volvió a mencionar ni a desmentir o ratificar.

Por ello, aunque no fue Mandela ni Pepe Mújica, Granier tiene bien ganado, el reconocimiento entre los suyos con una canción que le reivindicaron. Por su aportación a la 4ta Transformación con la integración de algunos de sus excolaboradores en la campaña y en el equipo gobernante: “Todo cambia”.

La segunda “libertad”

El de Granier, su encierro y el susurro de libertad. En este pueblo chico, pareció ingratitud. Llegó ese 7 de enero, en las redes sociales, el plagio, el canibalismo, el cinismo, el aplausómetro y los “columnistas” que con un “copy paste” trasmitían y se erguían como los defensores de la liberad “inmediata” del ex gobernador, cuando por órdenes de las oficinas de la López Mateos, en ese entonces a cargo de Dolores Gutiérrez Zurita, un día sí y otro también, “desquitaron su nuevo salario”. Esos que al servicio de Núñez Jiménez irrumpieron en su intimidad, le golpearon a pesar de ser beneficiadlos y “extorsionaron” a sus leales amigos:  Santos del Campo, Ariel Cetina, Beto Vega, el propio Fabián Granier…

Ya para ese día, el nuevo presidente del Poder Judicial del estado, Enrique Priego Oropeza, ofreció una justicia “verdadera”, pronta y expedita.

El martes, la sorpresa:

Expediente 15772013, Juzgado 3ro Penal de Primera Instancia, del Incidente de Revisión de Medida Cautelar. Incidentista: Miguel Aberto Romero Pérez. Incidentado: Representante del Erario del estado. Procesado: Andrés Rafael Granier Melo. Delito Peculado.

Y en esa sala del TSJ, la juez tercera de lo penal, Leeda Ferrer Ruiz, dictó su resolución: concedió el martes 15 el arraigo domiciliario al exgobernador Andrés Granier Melo, por el delito de peculado a que fue sentenciado a 10 años, 10 meses y 15 días de prisión y a la reparación del daño al erario estatal por 196 millones 918 mil 209 pesos, presuntamente desviados del Seguro Popular en 2010.

En base al expediente La jueza Ferrer Ruiz ordenó girar oficio al director del Reclusorio Femenil de Tepepan, donde continúa el exmandatario para informarle del veredicto y poner a Granier Melo a disposición de la policía, para ser trasladado a su casa de Cerrada de Cerro de la Miel, colonia Romero de Terreros, Pedregal de San Francisco, en la alcaldía Coyoacán de la Ciudad de México, donde el juez cuarto de Distrito ordenó la prisión domiciliaria.

Y mientras Granier, para este lunes ya podría estar en su domicilio, Núñez como el judío errante deambula de San Diego, E.U.A. a la Ciudad de México, con el peso del rechazo social y sin conferenciar en España…