martes, 22 septiembre, 2020
Home / EDITORIAL / Homosexuales, congreso tabasqueño y circunstancia

Homosexuales, congreso tabasqueño y circunstancia

 

Por Gabriela Tello

El pasado martes 17 de mayo, durante el acto en el que se celebró el Día contra la Homofobia, el Presidente de la República firmó la iniciativa de ley que modificará el Artículo 4 Constitucional y permitirá a las personas del mismo sexo poder contraer matrimonio en todo el País. Esta iniciativa de matrimonio igualitario ha sido aplaudida por el PRD, partido que tradicionalmente ha enarbolado las causas de inclusión de todas las personas sin importar su orientación sexual. ¿Cómo se tomará en Tabasco esta decisión presidencial?; en nuestro Edén tropical No tendremos problemas para que el Congreso local ratifique y apruebe esta iniciativa, más bien pasará aterciopeladamente. Estemos ciertos que Candelaria Pérez Jiménez, la diputada morenista que en el mes de febrero discriminó a los homosexuales, sumará su voto a esta histórica modificación. Aunque muchos tabasqueños no estén enterados, desde 1997, años mozos del gobierno Madracista, Tabasco promulgó la ley para la maternidad subrogada, que desfiguró el noble propósito de que mujeres impedidas biológicamente para ser madres pudiesen otorgar derechos de maternidad a otras mujeres que sustituyeran su vientre en el proceso maternal; este milagro científico y permisionismo jurídico dio lugar a uno de las formas más ruines de mercantilismo, el mercadeo internacional de bebes. La falta de acotamientos y regulación originó un negocio en el alquiler de vientres y atrajo a extranjeros a comercializar con mujeres nativas conseguirían recursos económicos. Antes de diciembre de 2015 homosexuales y extranjeros podían venir a Tabasco a contratar vientres, tener hijos y llevárselos a su país de origen. España y Estados Unidos eran los principales clientes de las agencias que vinculaban a las parejas con las madres sustitutas. La subrogación tuvo expansión, desvirtuando su primer propósito, responsablemente los diputados en 2015 tomaron la decisión de quitar el derecho a los homosexuales y a extranjeros para rentar vientres.

Más allá de posicionamientos moralistas, religiosos o éticos, el Congreso del Estado del siglo pasado otorgó derechos a homosexuales, en términos puristas fue más progresista, estos mismos derechos fueron quitados el año pasado. ¿El haber regulado la ley hace homofóbico a los diputados de la pasada legislatura? ¿La ratificación de la iniciativa de Peña sobre el derecho de las personas del mismo sexo puedan casarse hace progresistas a los diputados actuales? ¿Por qué no nos enteramos (1997) en su tiempo que la subrogación de vientres contemplaba a homosexuales y extranjeros? ¿Por qué no pusieron candados y regulación en 1997? Ciertamente son muchas las dudas, y muchas pueden ser las razones. Lo que sí se podría leer entre líneas es la responsabilidad en subsanar y regular la maternidad subrogada, aun quitando derechos concedidos a homosexuales, el primer paso cronológico y natural en una sociedad que quiere evolucionar es otorgar el derecho a que contraigan matrimonio y ese paso lo asume Peña Nieto evitando discusiones locales. No es una contradicción de los diputados o partidos, es un derecho impostergable para una comunidad.

Muchas felicidades a todas las personas cuya orientación sexual o preferencia, podrán legalizar su unión y tener derechos comunes.

Las de Caín………

Felicidades a Juan Manuel Fócil y Candelario Pérez Alvarado, su iniciativa para comprar tortilla subsidiada en tiempos de poco circulante y crisis ayuda a las familias.