sábado, 15 agosto, 2020
Home / OPINION / HOY, ¡400 MUERTOS! EN 55 DÍAS

HOY, ¡400 MUERTOS! EN 55 DÍAS

«Todos estamos hechos de fragilidad y de error…»

Tabasco llega hoy a ¡400 muertos! por COVID-19 (el primero lo tuvo el 31 de marzo, y desde entonces, ¡7! han fallecido en promedio cada uno de los 55 días.

El doble de los que la secretaria Silvia Roldán estimó el 15 de abril “en el peor panorama”.

La cifra viene del número de contagios que aunque la funcionaria calculó en 11 mil, hasta ayer eran 3 mil 044.

No obstante, Roldán aclaró en aquella oportunidad que no incluía a los asintomáticos.

– ¿Es un hecho que la mayoría de la población se va a infectar, y no lo va a saber?-, le preguntó Emmanuel Sibilla.

-“Sí, y no lo va a saber”.

Para la cantidad de contagiados que llevamos, es demasiado alta la de decesos (tasa de letalidad superior al 10%).

Sobre todo, considerando la proyección de la epidemióloga.

El Edén está muy arriba (4.3 veces) de la cuenta en muertos que el gobierno presupuestó.

De aquellos probables 11 mil -dijo Roldán hace 5 semanas-, mil 600 estarían en hospitales como pacientes graves (16%), y 835 muy graves.

De los casos reales que han llegado a terapia intensiva, salieron los 400 muertos.

¿O incluyen los decesos que no pasaron por registro oficial?

Ahora bien: aunque es evidente tanto la negativa influencia que pudieron tener en la población los mensajes confusos y contrapuestos de la autoridad (del propio presidente Obrador y de Gatell), como la ignorancia e irresponsabilidad de mucha gente, el elevado número de defunciones no proviene directamente del volumen de contagios originalmente planteado por la secretaria.

No es distante al comportamiento de la ciudadanía, desde luego, y se observa en el repunte de la curva de infectados, citado por AMLO en su mensaje sabatino (el gobernador López Hernández, a su vez, comentó que la semana anterior, a manera de rebote del Día de las Madres, hubo un promedio diario de 116 nuevos positivos), pero el problema específico de los exagerados decesos está en la probabilidad de que los contagiados llegaran a los nosocomios con padecimientos previos y arraigados, y éstos los hicieron más vulnerables.

De acuerdo a la secretaria, todos los fallecidos hasta esa fecha estaban vinculados a dos o tres enfermedades crónica degenerativas. “Diabetes, hipertensión, obesidad, es el común denominador; Tabasco tiene primer lugar en diabetes”, comentó.

Y México es campeón mundial en obesidad.

Los 400 fueron entonces resultado del coctel de antiguas dolencias con la incivilidad de algunos.

No quiere decir, en absoluto, que esa insolidaridad ciudadana sea ajena o inocente respecto al trágico saldo, porque la lista de infectados, por supuesto, empuja a la de muertos.

Desde esa perspectiva, da horror imaginar -en hospitales y funerarias- lo que hubiera pasado si los casos hubieran estado en la órbita de los 11 mil.

Tabasco, a diferencia de la mayoría de los estados, sí preparó a los hospitales para atender la emergencia; por eso, y porque los positivos han sido menos,  no están en riesgo de colapsar.

No brillan en sociedad, pero tampoco hay que cargar todos los muertos a los chocos rejegos.