Home / TABASCO / IEM, esperanza para las tabasqueñas
De ser un “elefante blanco” en las pasadas administraciones, ahora con Nelly Vargas al frente, promete avances en la seguridad, protección y equidad en la impartición de derechos.

IEM, esperanza para las tabasqueñas

Por Flor García Morales
@FlorGarciaMora1

El Instituto Estatal de las Mujeres (IEM) fue creado como un ente público especializado con la finalidad de promover y fomentar las condiciones para la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres, la no discriminación y el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres, sin embargo, sus objetivos no han sido cumplidos.

Su fundación, mediante el decreto 044 de fecha 13 de diciembre de 2001 y publicado en el Periódico Oficial del estado libre y soberano de Tabasco el 22 de diciembre del mismo año, establece que el objeto de su creación fue el de proteger, promover y difundir el respeto a los derechos humanos de las mujeres y de las niñas consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los Tratados y Convenciones Ratificados por México; así como fomentar su desarrollo y equidad de género.

Sin embargo, desde su origen no se han mostrado resultados, de hecho, durante el sexenio pasado, Tabasco se colocó dentro de los primeros cuatro lugares a nivel nacional en violencia en contra de niñas y mujeres, y dentro de los primeros cinco lugares en feminicidios.

Actualmente el estado continúa ocupando los primeros lugares en violencia contra féminas y el cuarto lugar a nivel nacional en casos de feminicidios y ha venido al alza desde el sexenio pasado, bajo la dirección de Leticia Romero Rodríguez.

Ante esto, algunas organizaciones como Observatorio Ciudadano de Tabasco, lamentaron que durante la administración anterior este instituto no aportara nada para el combate de la problemática, al contrario, la entidad se colocó en los nada honrosos primeros lugares en violencia y feminicidios.

“La mayoría de los casos de violencia contra la mujer o incluso de feminicidios terminan en la impunidad, esto debido a la dilación que hay en los casos, por lo que muchas veces las familias desisten de las denuncias y no cuentan con una institución que las acompañe” señaló la directora de estadísticas y análisis del Observatorio Ciudadano de Tabasco, Julia Arrivillaga Hernández.

Mientras que algunas de las atribuciones que el IEM tiene, es impulsar la aplicación de las políticas, estrategias, programas y acciones para promover y procurar la igualdad de oportunidades entre ambos géneros y la plena equidad en el ejercicio de sus derechos; implementar programas de atención psicoemocional y jurídica a mujeres que sufran algún tipo de discriminación y violencia; representar y asesorar legalmente a las mujeres de escasos recursos económicos en los litigios de los que sean parte, a través del departamento Jurídico.

Para llevar a cabo estas actividades, el Instituto recibió como presupuesto anual en 2017 31 millones de pesos, 14.36 % más en comparación con 2016, cuando tuvo recursos por arriba de los 27 millones; para 2018 el presupuesto fue de 34 millones 231 mil 288; mientras que, para este año, 2019, se le asignaron 33 millones 153 mil 763 pesos.

Nueva administración

El pasado 17 de enero se dio el relevo en el IEM, quedando a cargo de la exdiputada Nelly Vargas Pérez la responsabilidad del combate a problemáticas como las ya mencionadas.

“Tabasco se colocó en el cuarto lugar a nivel nacional en violencia contra las mujeres y es preocupante el nivel de violencia en contra de las niñas y mujeres tabasqueñas, de allí la importancia de crear un atlas que nos permita identificar las zonas con más violencia, el tipo, pero sobre todo la causa fundamental de esta violencia ya que sabemos que donde más ocurre esto es en el hogar”, señaló Vargas Pérez.

En este sentido hace unos días la directora del IEM, anunció la creación del Atlas de Riesgo de Violencia contra las Mujeres en Tabasco, el cual dijo tiene la finalidad de conocer los municipios en donde se centralizan los “focos rojos” en violencia de género.

“Vamos a definir un Atlas de Riesgo de Violencia para las Mujeres en todo el estado para identificar exactamente dónde están los ‘focos rojos’ de la violencia hacia las mujeres y niñas, para poder identificar cuáles son las causas que lo provocan”, señaló Vargas Pérez quien aseveró que la intención es revitalizar ese instituto, clave importante para las mujeres de Tabasco.

Para llevar a cabo este atlas contarán con la participación de universidades públicas y expertos en la materia.

Tabasco necesita refugios

Las diputadas del PRI, Katia Ornelas Gil y Minerva Santos García, comentaron que es necesario que en Tabasco haya refugios temporales para atender a las mujeres que son violentadas, ya que los feminicidios y agresiones contra este género van en aumento.

Ornelas Gil dijo que es necesario que se construyan estos refugios para que puedan ser atendidas las mujeres violentadas en todos los aspectos; en tanto, Santos García comentó que es urgente la Alerta de Género, porque es necesario que se atienda la violencia contra las mujeres.

Las legisladoras recordaron que 2018 terminó con 35 feminicidios y en lo que va de éste han ocurrido cerca de cinco asesinatos contra mujeres.

En cuanto al Centro de Justicia para las Mujeres que se comprometió desde el sexenio pasado, para lo cual se autorizaron 25 millones de pesos de la federación, y que se proyectó en Bosques de Saloya, Nacajuca, hasta le fecha no ha iniciado la construcción y no se sabe qué pasó con los 25 millones que se depositaron en la Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno de Tabasco, en ese entonces, a cargo de Amet Ramos Troconis.