viernes, 23 octubre, 2020
Home / TABASCO / Intervención temprana mejora calidad de vida en el autismo: Salud
Los tratamientos farcomológicos y/o psicopedagógicos a edad temprana permiten un mejor desarrollo de los menores

Intervención temprana mejora calidad de vida en el autismo: Salud

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo que se conmemora este martes, la Secretaría de Salud destacó que el diagnóstico e intervención temprana permiten a los niños una mejor calidad de vida por lo que todos los padres deben estar atentos al desarrollo de sus hijos desde su nacimiento y acercarse a las unidades de salud cuando lo consideren necesario.

 

 

El responsable de Supervisión, Control y Seguimiento de los Procesos de Rehabilitación, Jorge Raúl Balam Basto, destacó que desde la Coordinación Estatal para el Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad hacen esfuerzos continuos para brindar capacitación a todo el personal que permita la detección temprana de los diversos trastornos que se presentan en el Trastorno del Espectro Autista (TEA), y que van desde leves, moderados o profundos.

 

Indicó que una vez que se detectan ciertos signos en el primer nivel que representan las unidades de salud de todo el estado, se refieren al tercer nivel que en este caso corresponde al Hospital del Niño “Dr. Rodolfo Nieto Padrón”, donde se indica el tratamiento a seguir debido a la diversidad del TEA ya sea farmacológico o psicopedagógico.

 

Balam Basto señaló que frecuentemente no hay indicios en el aspecto de las personas con TEA que los diferencien de otras personas, pero es posible que quienes lo tienen se comuniquen, interactúen, se comporten y aprendan de maneras distintas a otras personas, por lo que incluso, el aprendizaje, pensamiento y resolución de problemas pueden variar dependiendo de si se trata de un trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera o del síndrome de Asperger.

 

Indicó que en este caso existe un trabajo interinstitucional entre las Secretarías de Salud (SS), y Educación (SE), en el que también interviene el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que son las dependencias que tienen mayor injerencia en la comunidad que forma parte del Trastorno del Espectro Autista desde su diagnóstico, tratamiento, integración, inclusión y formación.

 

Llamó a los padres a estar atentos, pues en algunos casos esperan hasta los seis años para buscar un diagnóstico cuando su hijo no se desarrolla a la par de otros niños de la misma edad lo que retrasa la atención adecuada que debe darse frecuentemente a partir de los tres años, ya que entre un 10 y 30 por ciento de las personas diagnosticadas en grado leve, logran desarrollar una educación formal hasta nivel universitario.

 

El especialista agregó que se trata de una discapacidad, por lo que es fundamental que la sociedad conozca y colabore en la integración social de quienes son diagnosticados, ya que las personas con un TEA a menudo tienen problemas con las destrezas sociales, emocionales y de comunicación, es posible que repitan determinados comportamientos o que no quieran cambios en sus actividades diarias y muchos también tienen distintas maneras de aprender, prestar atención o reaccionar ante las cosas y algunos de los signos comienzan durante la niñez temprana y por lo general, duran toda la vida.